20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 25 de julio de 2010

    Salud realiza más de 3.000 llamadas de seguimiento a la población de riesgo ante la subida de las temperaturas

    SEVILLA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El servicio de asistencia telefónica Salud Responde ha realizado desde el pasado 1 de julio y hasta la fecha, --cerrada a 23 de julio--, un total de 3.266 llamadas de control entre los 6.700 andaluces que la Consejería de Salud tiene censados a efectos de población más vulnerable contra los efectos de las altas temperaturas.

    Según la información facilitada a Europa Press, el servicio Salud Responde ha seguido hasta el momento a 395 pacientes almeriense catalogados como población de riesgo ante los efectos de la canícula, para lo cual ha realizado hasta 533 llamadas.

    En Cádiz, con un censo de 1.681 personas de riesgo, se ha efectuado 416 llamadas de seguimiento de la salud de estas personas, mientras que a los 781 malagueños se le ha hecho un seguimiento telefónico con un total de 1073 llamadas; las cuáles se elevan hasta las 1.244 en el caso de los 1.006 sevillanos registrados en este censo.

    Por contra, en las provincias de Córdoba, Granada, Huelva y Jaén, que cuentan con 874, 327, 1.124 y 513 personas, respectivamente, el servicio Salud Responde no ha llegado a efectuar ninguna llamada de seguimiento.

    No obstante, fuentes del SAS consultadas por Europa Press a este efecto recordaron que los seguimientos telefónicos se activan cuando se decreta en una provincia alguno de los niveles de alerta sanitaria que tiene establecidos dentro de su Plan contra las Altas Temperaturas. En otros casos, agregaron, se decide directamente hacer el seguimiento domiciliario.

    El perfil de la población de riesgo al que se le hace este tipo de seguimiento telefónico corresponde al de una persona de 82 años, mujer (en el 71 por ciento de los casos) y consumidora de fármacos de riesgo, entre ellos, hipotensores, diuréticos y psicotrópicos.

    Como enfermedades más frecuentes en este tipo de población, en el 67 por ciento de los casos sufren de hipertensión arterial, mientras que un 54 por ciento padecen algún tipo de trastorno mental, otro 34 por ciento presenta diabetes y un 30 por ciento adolece de insuficiencia cardíaca.

    En un 45 por ciento de los casos, estas personas viven solas, mientras que en otro 25 por ciento de los casos viven con otra persona, aunque por encima de los 65 años.