26 de noviembre de 2020
25 de enero de 2007

El SAS se muestra optimista en alcanzar un acuerdo, mantiene el 1 de febrero y dice que lo que se negocian son flecos

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El subdirector de Personal del SAS, Antonio Cervera, se mostró hoy "optimista" en cerrar un posible acuerdo en los próximos días con los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad referente a la reorganización de la atención urgente, ya que, según dijo, lo que en este momento se está negociando "son flecos del propio acuerdo".

Pese a todo, Cervera, quien mantuvo una sesión maratoniana con los sindicatos en una nueva reunión de la Mesa Sectorial que se prolongó desde las 11.00 hasta las 18.00 horas, indicó que el SAS sigue manteniendo la fecha del 1 de febrero como inicio para la implantación de este nuevo modelo de atención urgente, aunque con la posibilidad de "posponer esa fecha" en aquellos centros en los que no se alcance un consenso a 1 de febrero.

En rueda de presa, Cervera quiso salir así al paso de lo que consideró "muchas informaciones que están generando desinformación a la opinión pública y a los propios profesionales", al tiempo que aseguró que "la base fundamental" de la reforma de la atención urgente "está ya acordada por todas las organizaciones sindicales".

"Hemos llegado a un punto de negociación de flecos del propio acuerdo de reordenación", declaró el dirigente del SAS, quien recordó que este modelo de reorganización de la atención urgente "ya fue pactado, negociado y acordado en los acuerdos laborales de mayo del pasado año --que incluían en uno de sus puntos esta reforma de la asistencia urgente--, en los que además se acordó que la fecha de inicio de introducción de este plan era el 1 de febrero".

De igual modo, destacó que en los acuerdos de mayo de 2006 "todos ganaron en mejoras retributivas, condiciones laborales más atractivas o desarrollo de la carrera profesional para los profesionales sanitarios", entre otros puntos.

Añadió que el desarrollo por parte de la Administración andaluza del Estatuto Marco de los trabajadores mediante la aplicación de la Ley 55/2003 "no sólo limita los tiempos de trabajo a 48 horas semanales, sino que amplia los servicios asistenciales para los ciudadanos", en referencia a la aplicación de la continuidad asistencial que, en el ámbito hospitalario, permitirá entre otros aspectos que los quirófanos permanezcan abiertos para realizar actividad ordinaria --no urgente-- hasta las 20.00 horas, según las necesidades del momento.

En atención primaria reiteró que la implantación del nuevo modelo de atención urgente permitirá incrementar las plantillas "en 362 médicos más, así como otros 322 enfermos más".

MEJORAS INTRODUCIDAS

"También se va a garantizar los descansos con un mínimo de 12 horas entre cada jornada de trabajo, lo que se ha denominado libranza, además de que en el ámbito de primaria el precio de la hora de guardia se igualará al de los hospitales", prosiguió Cervera, quien también enumeró los desarrollos "de la conciliación de la vida laboral y personal o el incremento de las retribuciones variables en más de un 30 por ciento".

Junto a ello, declaró que a los médicos de las puertas de urgencias "les hemos homologado todas las condiciones que tienen los facultativos especialistas de área, tales como acceso a carrera profesionales, horario, continuidad asistencial o incremento del precio de la hora pagada en jornada complementaria".

Por todo ello, confió en poder cerrar un acuerdo definitivo en la reforma de la atención urgente, toda vez que añadió que "cuando un sindicato convoca una huelga no siempre responde a condiciones laborales o retributivas en este tema".