20 de junio de 2019
30 de diciembre de 2008

Sevilla.- El consejero de Obras Públicas preside hoy la puesta en servicio del último tramo de la A-376 Sevilla-Utrera

UTRERA (SEVILLA), 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, Luis García Garrido, preside a partir de las 12,30 horas de hoy la puesta en servicio de la cuarta fase de la autovía A-376 (Sevilla-Utrera) tras más de dos años de obra, lo que supondrá la conexión íntegra entre la capital de la provincia y esta ciudad de casi 50.000 habitantes gracias a la incorporación de este tramo de siete kilómetros de longitud a los 17 kilómetros de autovía ya puestos en servicio en el marco de este proyecto.

La conclusión de este último tramo de la autovía Sevilla-Utrera, ejecutado por la constructora Azvi a partir de un presupuesto de 13,8 millones de euros, supone la finalización de la autovía al completo después de que en octubre de 2005 Concepción Gutiérrez del Castillo, entonces consejera de Obras Públicas y Transportes, inaugurara el tercer tramo.

El tramo que hoy entrará en servicio enlaza Utrera con el cruce de la autovía con la carretera autonómica A-8029. El proyecto ejecutado por Azvi ha consistido en la construcción de una calzada de siete kilómetros de longitud con cuatro carriles de 3,5 metros de ancho y enlaces de acceso a la Estación de Don Rodrigo, la urbanización El Comodoro y el sector norte de Utrera, además de diversas vías de servicio para las fincas colindantes.

Las obras han incluido intervenciones de integración paisajística y protección ambiental, entre las que destacan la revegetación de los taludes con especies autóctonas y el tratamiento de cunetas para evitar daños a la fauna.

El proyecto completo de la conexión entre Sevilla y Utrera mediante esta vía de gran capacidad abarca una longitud total de 24 kilómetros, de los que ya están en servicio los 17 correspondientes a los tres primeros tramos. La inversión total librada por el Gobierno andaluz para este proyecto supera los 60 millones de euros contabilizando los cuatro tramos construidos.

La autovía, de gran importancia para la movilidad del área metropolitana de Sevilla, cuenta con una mediana de diez metros, con el fin de que en el futuro se pueda habilitar una plataforma de transporte público, dependiendo del comportamiento del tráfico. El volumen diario de vehículos que circulan entre Sevilla y Utrera sobrepasa la cifra de 20.000, con la perspectiva de duplicarse en los próximos años.