25 de septiembre de 2020
14 de enero de 2009

Sevilla.- Firmado el Pacto por la Vivienda con una petición generalizada para eliminar la restricción crediticia

Caja Madrid, presente en el acto, subraya el beneplácito a los términos pactados señalando que los bancos han "asumido el guante"

SEVILLA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla, los sindicatos CCOO y UGT y la Confederación Empresarial Sevillana (CES) firmaron hoy el primer Pacto por la Vivienda, con una petición generalizada por parte de los agentes económicos y sociales de la ciudad firmantes para que los bancos eliminen la "restricción" en los créditos como única forma de que el acuerdo pueda hacerse efectivo.

En un acto celebrado en el Salón Colón del Ayuntamiento, que registró un multitudinario aforo, el alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), hizo hincapié en la "implicación" y la "responsabilidad" que debe tener la corporación local, unidos al "diálogo" y al "compromiso" con los agentes sociales más representativos para, con la "sólida base" del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), acometer la política de vivienda en tiempos de crisis económica.

Con el objetivo de intentar que el acceso a la vivienda "deje de ser un problema para todos los sevillanos", Monteseirín desgranó los puntos del pacto, enmarcado en el contexto de los planes nacional y autonómico para las mismas competencias, con los que se coordina, y en la existencia del Plan Municipal de la Vivienda 2008-2012 y el Plan Impulsa, para la puesta en carga de determinados suelos del PGOU con la colaboración de la iniciativa privada.

Así, el pacto contempla la agilización de los trámites administrativos, con la creación de un grupo de trabajo con los agentes de cara a la elaboración de una propuesta para estudiar y, si procede, modificar los mecanismos internos de tramitación de expedientes.

Asimismo, se plantea el desarrollo del planeamiento y la puesta en carga de suelos, el impulso de un reglamento municipal para adjudicar la vivienda protegida y un registro municipal de demandantes, agilizar mediante el compromiso las promociones privadas de viviendas protegidas, mantener y crear empleo en el sector de la construcción, el impulso del alquiler y la rehabilitación y el reclamo de "implicación" a las entidades financieras.

Fue precisamente la petición a los bancos uno de los hilos conductores del discurso hilvanado por los sectores representativos de la economía sevillana. Así, mientras el secretario provincial de UGT-Sevilla, Juan Antonio Gilabert, recalcó lo "fundamental" de potenciar el desarrollo local, diciendo que "si es necesario se debe obligar a que la restricción de créditos desaparezca", su homólogo en CCOO, Alfonso Vidán, señaló que "por mucho que bajen las cantidades a pagar, si no hay créditos no llegaremos nunca a la virtualidad del plan".

Por su parte, el presidente de la CES, Antonio Galadí, expresó su convicción de que el Pacto por la Vivienda debe ser refrendado con un pacto con las entidades financieras para conseguir que se mantenga "un ritmo de fluidez económica" y que Sevilla pueda "crecer de forma inteligente".

GAESCO, A FAVOR; FACUA CRITICA SU AUSENCIA

Las peticiones de sindicatos y empresarios encontraron respuesta por boca del subdirector general y director de Negocios Sur de Caja Madrid, Antonio Soto, que asistió al acto de la firma. En declaraciones a los periodistas, Soto señaló que las entidades financieras han "asumido el guante" firmando el pacto a nivel andaluz.

El representante de la banca recordó que durante este ejercicio se han registrado cambios en lo que respecta a la financiación de la vivienda protegida en tanto que antes se registraban tipos de interés "que hacían que la bajada llegara demasiado lentamente al usuario o propietario, mientras que ahora por primera vez se ha referenciado al Euríbor". Asimismo, personas en desempleo "tienen posibilidad de dejar esa hipoteca sin devengar".

Soto subrayó el beneplácito de la entidad que representa a los términos del Pacto por la Vivienda a nivel autonómico y local, añadiendo que Caja Madrid ya financia 1.700 viviendas en Sevilla y su área más inmediata, "y nuestra intención es seguir así".

En cuanto a la ausencia de representantes bancarios en la mesa para la firma, el subdirector general y director de Negocios Sur de Caja Madrid se limitó a decir que "he sido invitado y como tal tengo mi presencia", exponiendo que, a su juicio, los bancos son "otra pata más, muy importante, porque al final puede haber muchos proyectos pero muy pocos se hacen con fondos propios". Aunque expresó su convicción de que al participar a nivel autonómico el acto de hoy es "una rama más", admitió que habría estado "encantado" de participar formalmente.

Otros colectivos expusieron su visión del Pacto por la Vivienda. Así, mientras la Asociación Empresarial Sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco) precisó que serían deseables los objetivos de activar los proyectos de todas las grandes obras de la ciudad, agilizar la tramitación de obras o mayor flexibilidad en los actuales modelos de vivienda de renta libre, la Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción (Facua) de Sevilla criticó que los representantes de los consumidores no estén presentes en el Pacto Municipal de la Vivienda, solicitando al alcalde que considere la ampliación del pacto incorporando al mismo a los legítimos representantes de los consumidores.