12 de agosto de 2020
29 de junio de 2008

Sevilla.-PP anuncia que pedirá explicaciones a Urbanismo sobre los "flecos" que quedan para el derribo del Nueva Galería

SEVILLA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla Francisco Pérez anunció hoy que pedirá explicaciones sobre por qué se levantó el centro comercial 'Nueva Galería' de Alcosa "a pesar de que incumplía la normativa y dejaba emparedados a vecinos de los edificios colindantes al edificio", así como sobre los "flecos" que el edil de Urbanismo, Emilio Carrillo (PSOE), ha asegurado a los vecinos que restan para demoler el edificio el próximo mes de julio.

En un comunicado, Pérez incidió en su apoyo a los vecinos, "que han sido víctimas de lo que Carrillo y el alcalde han denominando concatenación de errores", e insistió en que "hay que demoler porque no se puede condenar a estos vecinos que tienen razón".

No obstante, manifestó que, pese a apoyar la demolición, el Grupo Popular va a pedir explicaciones en el próximo Consejo de la Gerencia de Urbanismo, "porque lo que el alcalde y el señor Carrillo, hasta ahora hombre de su confianza y actual portavoz del gobierno de Monteseirín, llaman concatenación de errores y flecos nos va a costar mucho dinero a los sevillanos, seguro, aunque no sabemos exactamente ni cuánto ni por qué".

En este sentido, el portavoz adjunto municipal del PP dijo que "lo que sí sabemos es que la culpa no ha sido ni de los vecinos ni de los funcionarios, y que lo que está claro es que ahora, como siempre, los sevillanos tendremos que correr con los gastos de lo que Monteseirín y los suyos llaman errores, pero que ni explican ni pagan de su bolsillo".

Pérez recordó, además, que la intención del alcalde y del concejal de Urbanismo "era seguir con la obra pese a condenar a decenas de vecinos a vivir como en una cueva". Añadió que "si no llega a ser por la presión de los vecinos, de los medios de comunicación y del Grupo Popular, no hubieran dado marcha atrás y los que viven en esa zona de Alcosa seguirían emparedados por un edificio que empezó a construirse gracias a una supuesta concatenación de errores sobre la que hay muchas dudas aún sin resolver".

El portavoz de los vecinos, Francisco Zaíno, indicó a Europa Press que el último encuentro mantenido con Carrillo, "totalmente imprevisto", fue a iniciativa del propio edil "para tranquilizarnos sobre el futuro del centro comercial", después de que la promotora haya asegurado que, por problemas bancarios, la demolición aún no podrá llevarse a buen puerto por la imposibilidad de escriturar para entregar la construcción libre de cargas.