17 de octubre de 2019
2 de noviembre de 2009

Urbanismo debatirá mañana con padres de Nuevo Tussam actuar a cuenta de una valla levantada por el Ateneo

SEVILLA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha comunicado a la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) 'Nuevo Porvenir' del colegio de Educación Infantil y Primaria 'Maestra Isabel Álvarez', ubicado en los terrenos de las antiguas cocheras de Tussam de la barriada sevillana de El Porvenir, su disposición a debatir sobre una posible intervención urbanística en los terrenos del centro a cuenta de una valla de un metro y medio de altura en terrenos pertenecientes al colegio levantada por el Ateneo, que monta y organiza la Cabalgata de Reyes Magos en este lugar.

La presidenta del AMPA, María José Fitz, explicó a Europa Press que, en este sentido, el gerente de Urbanismo, Miguel Ángel Millán, recibirá al colectivo mañana por la supuesta ilegalidad cometida por el Ateneo al levantar esta valla, lo que ha supuesto una denuncia ante la Policía Local.

Fitz, en este sentido, recalcó la existencia de un expediente de disciplina urbanística donde, con fecha 7 de enero de 2009, se instaba a "proceder a la restitución de la realidad física alterada por obras sin licencia". "Es decir, se tiene que derribar esta valla, y habrá que encontrar la manera de hacerlo", expuso.

A juicio de los padres, la valla es "una obra ilegal que debe ser demolida", ya que ocupa una franja de unos 1.100 metros cuadrados, "quitando espacio en el patio para los alumnos y en la zona de descarga de los autobuses, repercutiendo negativamente en la seguridad de los niños". De hecho, Fitz remarcó que los padres consideran que el Consistorio debería actuar de manera subsidiaria en el derribo de esta estructura si el Ateneo no lo hace así.

El AMPA, asimismo, también presentó denuncia ante la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Sevilla por las obras de las VPO al entender que estos suelos podrían estar contaminados por la ubicación de depósitos de aceite y combustible en estos terrenos, lo que ha provocado que la Junta haya recomendado la paralización de obras que, en una primera fase de trabajos menores, la empresa municipal de la vivienda (Emvisesa) ha acatado.