5 de marzo de 2021
16 de octubre de 2014

Vecinos de Las Monjas apoyan al exalcalde de Carmona frente a la querella de la Fiscalía

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Después de que la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de Sevilla haya presentado una querella contra el exalcalde de Carmona Antonio Cano (PSOE) y siete de sus concejales, por una licencia de obra y suministro provisional para el abastecimiento y saneamiento de aguas en la urbanización 'Las Monjas', pese a los informes contrarios de la Junta, el arquitecto y la secretaria, la Asociación de Urbanizaciones de Carmona ha apoyado la "firme decisión" de Cano a la hora de otorgar dicha licencia.

En un comunicado, la asociación defiende la "determinación" del ya exalcalde por "desbloquear la interminable trama burocrática urdida por técnicos municipales que siguen empecinados en condenar al subdesarrollo y a no tener agua potable a vecinos los de las urbanizaciones". "Con mas de 40 años y legalmente constituida desde los años 70 al amparo de la legalidad vigente, la urbanización Las Monjas ha invertido millones de pesetas al principio y cientos de miles de euros en estos tiempos para cumplir las condiciones impuestas por los técnicos municipales, condiciones que cambian y alteran arbitrariamente, condenando al subdesarrollo y precariedad e impidiendo las mínimas condiciones de salubridad", expone la organización.

"Con cuarenta años se sigue careciendo de saneamiento, por lo que las aguas negras que se están filtrando a los acuíferos contaminan los pozos que se utilizan para abastecimiento humano".

La presidenta de dicha entidad, Luisa Gómez, destaca la "valentía" del entonces alcalde socialista Antonio Cano, al "ofrecer soluciones respetando por encima de todo los derechos humanos, atendiendo las necesidades básicas de los vecinos y facilitando una licencia para que los propietarios paguen la instalación de canalizaciones de agua potable y saneamiento".

Luisa Gómez no ha dudado en defender, en nombre de sus asociados, la actuación del anterior Equipo de Gobierno y califica como "absolutamente desproporcionada" la denuncia particular ante la Fiscalía que ha dado lugar a la querella y manifiesta su confianza en la Justicia, para que sea capaz de aclarar que la decisión adoptada por el Ayuntamiento de Carmona "se consideró legal por un equipo de especialistas y por razones humanitarias y de interés público, máxime a sabiendas de que una licencia de las mismas características fue concedida en fecha anterior a la Urbanizacioón Torrepalma".

Por último, Luisa Gómez destacó que es "paradójico que se cuestione la diligencia de un alcalde que hace valer su condición de gobernante por encima de todo y es valedor de los principios generales y derechos humanos frente la ineptitud y falta de diligencia profesional de técnicos irresponsables que en lugar de atender necesidades sociales buscan problemas para cada solución".