18 de octubre de 2019
15 de febrero de 2009

Unos 200 trabajadores están afectados por regulaciones de empleo en el sector hotelero, según CCOO

El sindicato considera que los establecimientos de cinco estrellas, los que más sufren la crisis, deben pasar a grandes cadenas

MÁLAGA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 200 puestos de trabajo están afectados por regulaciones de empleo en el sector hotelero en la costa del Sol, según indicó el secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO-A, Gonzalo Fuentes, quien indicó que esta cifra engloba tanto a los que ya han sido despedidos como a los que están pendientes de algún Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

A estos empleados se suma el "goteo permanente" de despidos en pequeñas y medianas empresas, las que más están percibiendo la crisis económica actual, precisó Fuentes en declaraciones a Europa Press, al tiempo que manifestó que la mayoría de los establecimientos afectados por esta "incertidumbre" tienen categoría de cinco estrellas.

Afirmó que hasta el pasado octubre el balance del año fue positivo, algo que cambió en noviembre, diciembre y enero, lo que propició un "repunte importante" de la estacionalidad turística. "Hay menos ocupación en los hoteles abiertos y más cierres temporales motivados por la escasez de clientes", aseveró.

Respecto a los ERE existentes en Andalucía en el sector, explicó que fundamentalmente afectan a la Costa del Sol, que representa el 40 por ciento de los hoteles de la región, y sobre todo a los establecimientos de cinco estrellas.

Así, recordó que hay un ERE en el hotel Incosol, que afecta a unas 80 personas y que está en periodo de consultas; en el Puente Romano también se han producido despidos, al igual que en el Don Carlos, donde existe una convocatoria de huelga. El hotel Byblos, los Guadalpín de Marbella y de Puerto Banús, Los Monteros y Las Dunas son otros establecimientos con problemas.

Explicó que si se echa al 10 por ciento de la plantilla ya hay que presentar un ERE, con lo que conlleva de negociación. Por ello, muchas empresas los "encubren" y realizan despidos por debajo de ese porcentaje, lo que se considera despido improcedente o por causas económicas.

CRISIS EN LOS CINCO ESTRELLAS

La crisis, según Fuentes, ha hecho mella en los establecimientos de cinco estrellas, con especial incidencia en los municipios malagueños de Marbella y Estepona, "unos porque están ligados al sector inmobiliario y otros porque pertenecen a grupos inversores cuyo principal negocio no es el hotelero".

Por este motivo, el responsable de Turismo del sindicato consideró que lestas instalaciones "deben cambiar de manos" y ser adquiridas por grupos pertenecientes a cadenas de gran lujo. "Tienen un paraguas más amplio de comercialización y si uno de sus hoteles va un poco peor lo compensan con otro que funciona mejor", opinó, y agregó que son estos hoteles de lujo los que dan prestigio al destino y crean empleo de calidad.

El destino Costa del Sol ha perdido calidad integral por la masificación, según dijo Fuentes, quien opinó que son cruciales las playas de calidad --para lo que es "imprescindible" la conclusión del saneamiento integral--, las infraestructuras, los aparcamientos y las comunicaciones. A ello, hay que sumar una mayor oferta complementaria de ocio y cultura para cuando el clima no acompañe la estancia de los turistas.

"No se puede permitir que el tren de Cercanías llegue sólo hasta Fuengirola y que el que llegue a la estación de tren María Zambrano de la capital no pueda coger un Cercanías a Marbella o Estepona porque un taxi a estos destinos cuesta 60 euros, además de los atascos que hay para llegar allí", aseveró.

Por último, Fuentes manifestó que la reflexión del sector debe ir encaminada al próximo invierno ya que en breve se iniciará la nueva temporada y muchos de los hoteles con cierres temporales abrirán para Semana Santa. "No sabemos qué pasará en el último trimestre del año y debemos buscar alternativas que no pasen ni por el cierre de hoteles ni por pérdida de empleos", concluyó.