25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 24 de octubre de 2010

    CCOO prevé una pérdida de más de 15.000 empleos en hoteles para este invierno

    MÁLAGA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El incremento de la estacionalidad turística en Andalucía, que afecta fundamentalmente al litoral, podría provocar la pérdida de más de 15.000 empleos en el sector hotelero durante este invierno, según las estimaciones del sindicato CCOO.

    La "lacra" de la estacionalidad está aumentado sobre todo en Málaga, que es la provincia andaluza donde más se ha elevado desde que se inició la crisis económica, primero por el volumen de hoteles de la Costa del Sol y segundo porque históricamente se configuró como un destino de apertura permanente, "gracias a su climatología y su diversidad", según ha destacado el secretario general de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO-A, Gonzalo Fuentes.

    Así, ha señalado a Europa Press que se está llegando a acuerdos con los empresarios para realizar expedientes de suspensión de empleo temporales al no haber clientes durante la temporada baja. Esto supone pasar a los trabajadores fijos a tiempo completo unos tres o cuatro meses al desempleo, hasta que empieza a repuntar la actividad.

    Lo que, según ha dicho, no aceptarán será "la reconversión de hoteles de apertura permanente en hoteles de temporada". La otra problemática, a su juicio, son los hoteles de cinco estrellas porque "no sólo se afecta el empleo, sino al prestigio del buque insignia del turismo andaluz".

    En este punto, ha recordado que hay dos hoteles de cinco estrellas en la provincia de Málaga como el Byblos, cuyo concurso de acreedores ha terminado en liquidación, y las Dunas de Estepona, "que si no se busca una solución pronto terminará como el Byblos".

    El concurso de acreedores también afecta a otros establecimientos hoteleros como Torrequebrada, Incosol, Gualdapín Marbella y Gualdapín Banús. En todos ellos, Fuentes ha esperado que se encuentren soluciones "urgentes" en la misma línea del hotel Los Monteros, "y así evitemos el cierre, con las consecuencias negativas que tiene para el empleo y el prestigio del destino turístico".

    ANDALUCÍA

    Las provincias andaluzas que también pierden empleo por la estacionalidad turística son Cádiz, Huelva, Almería y Granada. En las de Córdoba, Jaén y Sevilla el empleo se mantiene estable en el conjunto de los 12 meses del año, ha puntualizado.

    Precisamente, el pasado año 2009 la pérdida de empleo de agosto a diciembre fue superior a 17.000 personas, fundamentalmente en Málaga, con algo más de 8.100, seguida de Cádiz, con unos 5.000 empleos menos, Huelva y Almería.

    Fuentes ha aclarado que, a efectos estadísticos, los trabajadores que están en expedientes de suspensión "no cuentan como parados, ya que están de alta en la Seguridad Social". "Si se reconvirtieran en fijos discontinuos como pretenden los empresarios, las cifras del paro se dispararían", ha sentenciado.

    "Cuando se cierra un hotel, se cierra un trozo de ciudad, con lo que ello conlleva de pérdida de riqueza y de puestos de trabajo directos e indirectos", ha manifestado el responsable de Turismo del sindicato andaluz, quien ha recordado que estos cierres afectan a otras empresas de oferta complementaria como bares, restaurantes, comercios, transportes, etcétera.

    Para Fuentes, las administraciones implicadas deberían alcanzar "un gran pacto" para que la mayoría de los establecimientos hoteleros lo sean de apertura permanente, y los que ya son de temporada únicamente cierren tres meses máximo para que los trabajadores afectados puedan cobrar las prestaciones por desempleo cada año.