22 de octubre de 2019
23 de febrero de 2010

Los trabajadores del hotel Las Dunas descargan los camiones que estaban retirando el mobiliario

ESTEPONA (MÁLAGA), 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores del hotel Las Dunas de Estepona (Málaga) descargaron esta mañana los camiones en los que, durante toda la noche y por orden del propietario del establecimiento, se cargó parte del mobiliario del comedor y de varias habitaciones.

Según explicó a los medios de comunicación la secretaria provincial de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO, Lola Villalba, esta mañana se mantuvo una reunión con la propiedad, "que pretende que entendamos que van a desmantelar el hotel para buscar una viabilidad de cara a la futura venta, pero no lo vamos a permitir porque la única posibilidad de que se venda el establecimiento es que se quede como está".

Villalba anunció que los trabajadores "vamos a tomar el hotel y no vamos a permitir que se lleven los muebles". A última hora de la mañana el comité de empresa y los representantes provinciales de CCOO mantuvieron una reunión para decidir el modo en el que iban a constituirse en asamblea permanente en el establecimiento.

Por su parte, el secretario general de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO de Andalucía, Gonzalo Fuentes, explicó que el hotel está embargado por el Banco Pastor. Según dijo, "el banco dice que no hay compradores oficiales, mientras que el propietario asegura que sí. Alguien nos engaña y mientras, los trabajadores se quedan en medio de una lucha de intereses".

Según Fuentes, "no se puede permitir que el hotel que hasta hace poco se vendía como el más caro de España se esté desmantelando. No se puede mantener esta situación bajo ningún concepto".

La mayoría de los trabajadores, 65, están afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal, que caducó el pasado día 20 de febrero, pero que se ha prorrogado hasta el 30 de mayo. Por otro lado, 13 empleados siguen desarrollando labores de mantenimiento.

Fuentes explicó que parte de los trabajadores habían presentado concurso de acreedores, por lo que esta mañana CCOO exigió ante la autoridad judicial que se entienda que los muebles son propiedad de esos acreedores, por lo que no se pueden tocar.