23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 11 de junio de 2008

    Innova.- Un estudio localiza una variante genética que permite generar mayor cantidad de grasa en la leche de vaca

    Han participado científicos de la Universidad de Cantabria y de la Universidad de Zaragoza

    SANTANDER/ZARAGOZA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Un trabajo conjunto de científicos de las Universidades de Cantabria (UC) y Zaragoza ha permitido la caracterización funcional de una variante génica del ganado bovino asociada con una mayor cantidad de grasa en la leche. De esta forma se sientan las bases para la aplicación a medio plazo de las nuevas tecnologías para la selección del ganado, informó la UC.

    El estudio se ha publicado recientemente en la revista estadounidense Physiological Genomics, en el que han participado los miembros del grupo de Biología Molecular de las apolipoproteínas y la aterosclerosis de la UC, Sandra Pampín Suárez y José Carlos Rodríguez Rey, y miembros del Laboratorio de Genética de la Facultad de Veterinaria (LAGENBIO) de la Universidad de Zaragoza.

    Esta variante está localizada en el gen de la sintasa de ácidos grasos, la principal enzima involucrada en la síntesis de ácidos grasos. En condiciones metabólicas normales en rumiantes esta proteína se produce sobre todo en el tejido adiposo, y en consecuencia la síntesis de ácidos grasos ocurre fundamentalmente en dicho tejido.

    Durante la lactación, sin embargo, hay una importante síntesis de esta proteína y consecuentemente de ácidos grasos en la células de la glándula mamaria. En el ganado bovino esta síntesis contribuye de forma importante a la cantidad de los ácidos grasos de la leche.

    El gen de la sintasa de ácidos grasos está situado en una región que estudios genéticos previos habían asociado a cantidades de grasa en leche. En concreto el grupo de la Universidad de Zaragoza en un trabajo previo había identificado la asociación de una variante bovina con niveles de grasa en leche de la vaca. Los estudios realizados en raza frisona demuestran que la variante es mucho más frecuente en aquellas vacas que producen una leche más rica en grasa.

    La novedad de este nuevo trabajo es que se ha podido demostrar que el cambio en el material genético por sí mismo cambia la expresión del gen en la glándula mamaria, proporcionando así una explicación funcional para la asociación.