6 de abril de 2020
19 de septiembre de 2008

Innova.- La receta electrónica se ofrece de forma experimental a los usuarios del Salud en la ciudad de Teruel

TERUEL, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, ha presentado esta mañana en Teruel la experiencia piloto de la receta electrónica, que desarrolla en la capital turolense, dentro del Plan de Sistemas y Telemedicina.

El objetivo de esta iniciativa es hacer "más cómoda y segura" la dispensación de medicamentos para los pacientes, los médicos y los farmacéuticos, según ha informado la consejería de Salud y Consumo del Gobierno aragonés en un comunicado.

Esta receta se basa en un sistema electrónico de prescripción y dispensación de medicamentos, cuyo programa informático asegura la confidencialidad sobre los datos del paciente. Para que esta forma de receta sea factible ha habido que informatizar las historias clínicas de los pacientes y conectar el sistema informático del centro de salud y el de las farmacias.

De esta forma, el medicamento recetado por el médico al paciente le llega al boticario en formato electrónico cuando el usuario, identificado con su tarjeta sanitaria, acude a retirarlo a cualquier farmacia de la ciudad.

"Es especialmente beneficiosa para los enfermos crónicos, ya que el médico podrá recetarles automáticamente por un año sin necesidad de que tengan que volver a la consulta cada vez que precisen los fármacos en cuestión, lo cual implica una importante disminución de las visitas a los centros de salud en busca únicamente de recetas", ha agregado las mismas fuentes.

Además, al ser menos las visitas, los facultativos van a poder dedicar más tiempo a otros pacientes y, por otro lado, tener tanto una mejor información sobre los fármacos que consumen los usuarios como una comunicación más fluida con las farmacias, han señalado desde la consejería.

En cuanto a los farmacéuticos, se mejora la atención al usuario al disponer de un conocimiento del historial farmacoterapéutico más completo. El proyecto ha incluido, además, la informatización de las oficinas de farmacia, la optimización de su sistema de facturación y la comunicación directa con los médicos, el colegio profesional y la administración.

EXTENSIÓN AL RESTO DE LA COMUNIDAD

Una vez que la receta electrónica se consolide en Teruel capital se extenderá progresivamente al resto del territorio de la comunidad autónoma, previo acuerdo con los Colegios de Farmacéuticos y en convergencia con la informatización de todos los sectores sanitarios, siguiendo el Plan de Sistemas de Información y Telemedicina del Departamento de Salud y Consumo, han explicado desde el Gobierno de Aragón.

Asimismo, han indicado que el desarrollo de este proyecto se inició en junio de 2007 y cuenta con la implicación de las consejerías de Salud y Consumo y Ciencia, Tecnología y Universidad del Ejecutivo autonómico; de los Colegios de Farmacéuticos de Aragón; de todos los profesionales del centro de salud de Teruel urbano, y de las oficinas de farmacia de la ciudad de Teruel.