8 de julio de 2020
26 de mayo de 2020

Los arquitéctos técnicos alertan del peligro de instalar piscinas portátiles en terrazas y azoteas

ZARAGOZA, 26 May. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Zaragoza ha alertado de que existe un gran peligro si se instalan piscinas portátiles en terrazas o en azoteas sin la debida supervisión de un técnico, que este año se puede agravar ante el "boom" de compras que se está produciendo como alternativa a la demora de apertura de piscinas convencionales.

Todos los veranos se produce algún derrumbe de forjado por el excesivo peso al sobrecargar la estructura con la instalación de una piscina portátil, han indicado desde el Colegio Oficial de Arquitectos Técnicos y Aparejadores de Zaragoza en una nota de prensa.

Como norma general, la capacidad resistente de los forjados de un edificio depende de muchos factores y, en especial, de la antigüedad del inmueble. La técnica constructiva, los materiales y la propia normativa han ido evolucionando con el paso del tiempo velando siempre por la seguridad tanto de los edificios como de sus ocupantes.

En la actualidad, en los edificios en construcción, la capacidad de sobrecarga del forjado de la azotea o de una terraza suele ser de 200 kilos por metro cuadrado, valor que equivale a 20 centímetros de altura de agua.

Por ello, desde este colegio profesional han trasladado varias recomendaciones sobre el uso de estas piscinas como no llenar más de 20 centímetros de altura agua, si el edificio es de reciente construcción, mientras que para inmuebles más antiguos esta altura de agua será en todo caso igual o menor y dependerá de la antigüedad y el tipo del forjado.

INDICACIONES

En edificios de reciente construcción, si las dimensiones de la piscina son inferiores a 0,8 por 1,5 metros, se podrá incrementar la altura de agua a 0,40 centímetros.

El uso de una piscina portátil, además de la sobrecarga debida al peso del agua, existen otras acciones añadidas como el peso de las personas, o los enseres, que pueden tener efectos no deseados en la estructura.

En el caso de piscinas portátiles que se quieran llenar con volumen de agua superior al indicado o bien que el edificio no sea de reciente construcción, se recomienda consultar con un arquitecto técnico que será quien determine la capacidad de resistencia del forjado y aconsejará sobre la altura máxima de agua de llenado.

Además, podrá expedir un certificado que asegure la seguridad de la instalación de esa piscina. Para casos donde se requieran elevados volúmenes de agua, una vez evaluada la estructura, es muy probable que se requiera de un refuerzo de la misma, el cual se deberá de proyectar y acometer en función de la tipología del forjado y de la necesidad de sobrecarga final.

Los Arquitectos Técnicos de Zaragoza se ofrecen a resolver estas dudas técnicas en el teléfono de contacto para la provincia de Zaragoza 976 239 501 en horario de 09.00 a 14.00 horas y de 15.00 a 20.00 horas o a través de la web .www.obrascongarantia.com'.

Para leer más