21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 6 de abril de 2014

    Ejea pone en marcha ayudas para el pago de recibos de la luz

    Ejea pone en marcha ayudas para el pago de recibos de la luz
    EUROPA PRESS

    ZARAGOZA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

       El Ayuntamiento de Ejea ha puesto en marcha, a propuesta del grupo municipal de Chunta Aragonesista (CHA), ayudas destinadas al pago de los recibos de luz, por un importe total de 10.000 euros, con el objetivo de combatir la pobreza energética.

       "La vida sin energía es incompatible con nuestro sistema y forma de vida, y las subidas en el precio del recibo de la luz han sido constantes desde el comienzo de la crisis económica", ha justificado el portavoz de CHA en Ejea, Alberto Celma, quien ha agregado que se trata de un problema "muy serio" para muchas familias.

       Celma ha concretado que gran parte de la población ha visto reducidos sus ingresos, por encontrarse en desempleo o por sufrir "significativas" bajadas salariales, mientras que "un elemento básico" como la luz no ha dejado de encarecerse. "En 2012 se cortó la luz por falta de pago a 1,4 millones de consumidores", ha recalcado.

       El portavoz de CHA ha reconocido que esta medida no resuelve "el problema de fondo", ya que para ello hace falta "voluntad política", pero sí ayuda "de forma inmediata" a las familias que peor lo están pasando.

       "En estos momentos hay muy poca transparencia en el sector energético, que se encuentra poco diversificado, ya que está controlado, en más de un 95 por ciento, por cinco empresas, lo que deja al consumidor a la intemperie", ha relatado Celma.

       En este punto, ha explicado que, desde 2006, las familias españolas ha visto incrementarse el recibo de luz en "más de un 80 por ciento".

       Además, ha apostillado que el último informe del Observatorio de Vulnerabilidad de Cruz Roja evidencia que el 58 por ciento de las personas atendidas por dicha organización en 2013 tenía problemas para mantener su casa a una temperatura adecuada, un 16 por ciento más que en 2011.