2 de diciembre de 2020
13 de junio de 2007

El Ayuntamiento de Huesca concede la Medalla de Oro de la ciudad a las Hermanas de la Caridad de Santa Ana

HUESCA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Huesca ha concedido esta tarde la Medalla de Oro de la ciudad a las Hermanas de la Caridad de Santa Ana, con motivo del 200 aniversario de esta congregación, y en reconocimiento a los doscientos años de hospitalidad y trabajo de las Hermanas en la capital oscense.

De esta forma la Corporación municipal, que cesara oficialmente el próximo sábado, cumplía el acuerdo adoptado en sesión plenaria hace unas semanas, de otorgar la máxima distinción de la ciudad a la Congregación, una Medalla que desde hace 23 años no se había otorgado, la última se concedió en 1984, cuando se distinguió a Radio Huesca y a Peña Guara.

El acto de entrega de la Medalla ha estado presidido por el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, y en el mismo se han dado cita un gran numero de invitados, entre ellos el Obispo de la Diócesis, Monseñor Jesús Sanz; el delegado del Gobierno de Aragón en Huesca, Álvaro Calvo; miembros de la futura corporación y una amplia representación de diferentes asociaciones y entidades, así como un gran numero de hermanas de Santa Ana y antiguas alumnas.

Tras la lectura del acuerdo del pleno y el correspondiente decreto de la alcaldía, se ha procedido a entregar un pergamino, enmarcado, en el que se transcribe este acuerdo y seguidamente el alcalde ha pedido al Obispo de Huesca y de Jaca, que fuese él quien impusiera la Medalla de Oro en la persona de la superiora provincial de la Congregación, Hermana Pilar Aso, entre los aplausos de todos los presentes.

Posteriormente, ha intervenido la superiora provincial, quien ha agradecido esta distinción que ha calificado de "inmerecida", ya que en estos doscientos años, ha dicho Pilar Aso, "las Hermanas únicamente han cumplido con su obligación" y ha citado diversos aspectos de sus congregaciones que recogen precisamente su dedicación primordial a la hospitalidad. Ha puesto el ejemplo de la madre Pilar Tornil y de la madre Pabla Bescos, dos ejemplos permanentes en el quehacer de las "anas" de Huesca.

El alcalde, Fernando Elboj, ha cerrado el acto y ha expresado que es "bueno y conveniente" que la ciudad como colectivo ciudadano reconozca la labor que desarrollan muchos colectivos al servicio de la comunidad y las Hermanas de Santa Ana, ha dicho, "son ejemplo de solidaridad y entrega en estos dos siglos que llevan trabajando por y para los oscenses".