21 de octubre de 2019
3 de mayo de 2014

El Ayuntamiento de Teruel acomete el mantenimiento del campo 'Luis Milla'

El Ayuntamiento de Teruel acomete el mantenimiento del campo 'Luis Milla'
AYTO TERUEL

TERUEL, 3 May. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de la capital turolense ha acometido las labores de mantenimiento del césped artificial del Campo Municipal 'Luis Milla'. Estos trabajos se realizan con el objetivo de alargar la vida útil y mejorar las condiciones del juego.

   Se suelen hacer una, dos o tres veces al año, en función del uso diario, de las condiciones en las que se encuentra y de los años. En este caso se hacía dos veces al año, pero a partir de ahora serán tres.

   Las labores básicas consisten en la verificación de la cantidad y la descompactación del caucho de relleno ya que con el tiempo se suele apelmazar, se queda muy compacto y con unas zonas más densas que otras.

   "Otra de las labores importantes es la revisión y verificación de la zona de las juntas, ya que el pavimento está hecho con bovinas de césped artificial cuyas juntas hay que ir soldando", ha relatado el concejal de Deportes, Javier Domingo.

   De esta forma, ha matizado que cabe la posibilidad de que "alguna zona" se despegue, lo que podría ser "un peligro" para los jugadores, por lo que la revisión se hace "imprescindible".

   "También se cepilla y limpia toda la superficie, especialmente las zonas perimetrales que son las que más suciedad acumulan", ha explicado el concejal de Deportes.

   Si no hay complicaciones, los trabajos, que se realizan habitualmente por un equipo de 2 personas, duran alrededor de 8 horas, con la ayuda de herramientas especiales y de un pequeño tractor. El importe de la actuación está en torno a los 1.100 euros.

   El césped actual tiene algo más de siete años y se utiliza una media de 60 horas a la semana pero a pesar de ello y dadas las condiciones climáticas de Teruel, según los técnicos, está en buenas condiciones. La vida media de una campo de estas características es de unos diez años.

   "Curiosamente, las cáscaras de pipas son un grave problema para este material debido a la sal que contienen. Por esa razón está prohibido su consumo aunque hay quien hace caso omiso, entendiendo que la prohibición se estableció por comodidad del personal para no tener que recogerlas pero no es así", ha añadido el concejal de Deportes, haciendo un llamamiento a los usuarios para que respeten las normas.