29 de septiembre de 2020
12 de agosto de 2020

CGT denuncia ante la Inspección de Trabajo al Departamento de Educación por falta de medidas frente a la COVID-19

CGT denuncia ante la Inspección de Trabajo al Departamento de Educación por falta de medidas frente a la COVID-19
Aula de un centro educativo. - JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS - ARCHIVO

ZARAGOZA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CGT Enseñanza ha interpuesto una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón por la falta de medidas preventivas en los centros escolares frente a la COVID-19.

Desde esta organización, segunda en representación en la Mesa Sectorial de Educación en Aragón, han considerado que existe una situación "límite" por la "falta de medidas preventivas" y una "deliberada falta de voluntad política del actual Ejecutivo autonómico" en cuanto al futuro que se plantea con el regreso a las aulas.

CGT ha reconocido las "dificultades" que plantea programar una actividad educativa presencial ante la pandemia del coronavirus, modalidad por la que ha apostado "por el bien de nuestra sociedad", pero "la inseguridad que se va a encontrar la comunidad educativa en el regreso a las aulas no la podemos tolerar".

La denuncia se vertebra en cinco puntos, tres de ellos son la petición de un plan de prevención que articule la seguridad en los centros, el establecimiento de un plan de formación que garantice que los trabajadores conozcan todos los riesgos que suponen sus puestos de trabajo y evitar que toda la responsabilidad de la confección de los planes de contingencia "caiga en los equipos directivos".

El sindicato también ha reclamado que se dote a todo el personal educativo de los Equipos de Protección Individual (EPIs) necesarios para ejercer la actividad y se proteja a los trabajadores especialmente sensibles, aplicando el principio de precaución.

LEGISLACIÓN LABORAL

Desde CGT han insistido en que son medidas contempladas en la legislación laboral vigente y su incumplimiento "supone un atentado importante contra la seguridad educativa", para esgrimir que si fuese una actividad privada, "la educación aragonesa estaría cerrada".

"Sentimos llegar al punto de pedir a la autoridad laboral que obligue al Departamento a llevar a cabo estas medidas, pero la ausencia de un cariz negociador dentro del Departamento, la falta de voluntad política para realizar unas inversiones necesarias que garanticen la seguridad, y la actitud, por qué no decirlo, negligente de algunos políticos aragoneses, nos han llevado a esta situación", ha sostenido el sindicato.

Asimismo, CGT ha remachado que está en juego "la vida de muchas personas a las que damos voz y eso no nos lo podemos permitir".