30 de mayo de 2020
29 de marzo de 2020

Cuarenta voluntarios acreditados atienden las colonias felinas en Zaragoza durante la pandemia del coronavirus

ZARAGOZA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cuarenta voluntarios acreditados, además de operarios municipales, atenderán las colonias felinas de la capital aragonesa y llevarán comida a los gatos, siguiendo un calendario y un protocolo de actuación elaborado por el Ayuntamiento de Zaragoza para evitar contagios, durante la crisis del coronavirus.

Según ha informado el Consistorio, de esta manera se cumple con la instrucción del Ministerio de Sanidad dictada el pasado 19 de marzo para garantizar la atención de animales domésticos durante la situación de crisis ocasionada por el COVID-19.

En un comunicado posterior enviado a las entidades locales, la dirección General de Derechos de los Animales, dependiente del Ministerio, reclamaba a los ayuntamientos la puesta en marcha "de forma urgente" de mecanismos de coordinación para garantizar la alimentación de los animales que viven en el entorno urbano con la colaboración de personas "debidamente acreditadas".

Por ello, la Unidad de Protección Animal del Ayuntamiento ha desarrollado un protocolo de actuación y ha acreditado, hasta el momento, a cuarenta voluntarios para desarrollar estas labores, uno por colonia, siempre que ésta no supere los treinta animales.

En el caso de las más numerosas podrán ir hasta dos personas, pero siempre de forma individual y en horarios diferentes. El resto de colonias serán atendidas por operarios del Centro Municipal de Protección Animal.

Estos alimentadores cumplen una serie requisitos fijados en el protocolo y, para evitar situaciones de riesgo, ninguno tendrá más de 60 años por ser uno de los colectivos más vulnerables al COVID-19, ni presentarán patologías previas o de riesgo.

Además, sólo podrán actuar en las 70 colonias oficiales siguiendo un calendario fijado por el Ayuntamiento y siempre en horario de menor afluencia, es decir antes de las 9.00 o después de las 21.00 horas.

Asimismo, deberán utilizar material de protección, como guantes desechables y mascarillas, y deberán desinfectarse las manos antes y después de interactuar con los animales. Los voluntarios están obligados a firmar una declaración jurada en la que acreditan que cumplen todos los requisitos.

AUTORIZACIÓN Y SANCIONES

Para garantizar el cumplimiento del protocolo, el Ayuntamiento emitirá una autorización personalizada que estas personas deberán llevar consigo cuando realicen estas labores. Además, desde el área de Participación Ciudadana se ha enviado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el Estado el listado de voluntarios, por lo que las autoridades podrán multar a quienes alimenten a los gatos de estas colonias sin permiso.

El consejero de Participación, Javier Rodrigo, ha explicado que con estas medidas el Ayuntamiento garantiza tanto la alimentación de animales como la seguridad de los vecinos durante el estado de alarma. "Para ello, nos hemos puesto en contacto con las plataformas felinas, con las que hemos coordinado las actuaciones previstas en el protocolo", ha señalado.

Por otro lado, durante el estado de alarma, se ha suspendido la captura de gatos callejeros y se han paralizado las esterilizaciones que, de forma periódica, se llevaban a cabo en clínicas veterinarias y en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. El proyecto Captura, Esterilización y Suelta (CES) para controlar la proliferación de gatos urbanos cuenta con un partida de 50.000 euros en el presupuesto municipal de 2020.