19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 11 de diciembre de 2019

    La Diputación de Teruel amplía la campaña de esquí escolar para evitar exclusiones

    El programa se desarrolla durante 14 semanas con 1.232 participantes y con los plazos de ediciones anteriores hubieran quedado fuera 182 escolares

    La Diputación de Teruel amplía la campaña de esquí escolar para evitar exclusiones
    Susana Traver, diputada delegada de Juventud y Deportes, junto a los monitores de la campaña de esquí a pie de pista en la Estación de Valdelinares - DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE TERUEL

    TERUEL, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La campaña de esquí escolar, programa patrocinado y financiado por la Diputación Provincial de Teruel (DPT) para el aprendizaje de esta disciplina deportiva y educativa, ha comenzado con antelación respecto a ejercicios anteriores para evitar la exclusión de participantes.

    Dado el notable aumento de la participación de los últimos años, y ante la posibilidad de que quedarán fuera 182 escolares, el equipo de gobierno ha decidido hacer un esfuerzo económico para que ningún niño quede fuera de una actividad que cada vez tiene mayor aceptación. El programa de este curso se ha ampliado dos semanas, alcanzando un total de 14 semanas y aprovechando la apertura de la estación de Valdelinares.

    Los alumnos de la campaña de esquí escolar pernoctan en la Colonia Polster, propiedad de la Diputación de Teruel, y ante la necesidad de ajustarse a la capacidad de unos 90 participantes por semana, mantener las 12 semanas de años anteriores, sin la actual ampliación, hubiera provocado la exclusión de 182 solicitantes.

    La diputada delegada de Juventud y Deportes, Susana Traver, ha explicado que el objetivo era lograr que todos los niños de la provincia que quisieran participar pudieran hacerlo, por ello, "la solución más factible, ya que las condiciones atmosféricas acompañaban, era ampliar el tiempo de la campaña en estas dos últimas
    semanas lectivas del mes de diciembre".

    El pasado lunes, 9 de diciembre, 86 alumnos del colegio 'Las Anejas' de la ciudad de Teruel estrenaron una campaña que, habitualmente, solía empezar en enero. Sin embargo, este año, el periodo del programa se extiende desde el 9 de diciembre hasta el 27 de marzo, respetando el periodo vacacional de Navidad.

    La ampliación ha supuesto un incremento del presupuesto de 50.000 euros, por lo que el programa asciende a un total de 300.000 euros que, además, se han destinado a la mejora de ciertos aspectos que demandaban los diferentes centros educativos y participantes.

    Estas mejoras se refieren a la dotación de un monitor de tiempo libre más, pasando de 3 a 4 monitores más la directora, así como el aumento de las retribuciones salariales, la reducción de alumnos que participan cada semana para conseguir una mejor organización y ofrecer mejor servicio y la puesta en marcha de un servicio de taxi para que atienda posibles circunstancias sobrevenidas.

    Susana Traver ha apuntado que el objetivo es que los escolares que participan en la campaña tengan "realmente la calidad educativa y de ocio que deseamos". Además, la diputada delegada ha agregado que el equipo de gobierno "muestra así su firme compromiso con la actividad. Y así seguiremos los próximos cuatro años, atendiendo a todas las necesidades que puedan ir surgiendo".

    A esta nueva edición de la campaña de esquí escolar se han acogido un total de 43 centros educativos que suponen 1.232 participantes. De estos, 1.179 son alumnos y 53 acompañantes.

    En los últimos cuatro cursos el número de solicitantes de la campaña de esquí escolar ha aumentado en más de 300 personas. Cada año, la Diputación de Teruel notifica a los centros que tienen alumnado entre los 10 y 16 años cuando se abren las inscripciones para apuntarse a la campaña de esquí y son las propias familias las que eligen inscribir a sus hijos.

    La campaña de esquí escolar permite que los escolares de la provincia de Teruel puedan disfrutar de una semana practicando este deporte. La actividad, además, sirve para mejorar la competencia deportiva y trabaja la convivencia y la socialización de los niños, especialmente importante en el caso de los alumnos de los Centros Rurales Agrupados (CRAs).