26 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

La Diputación de Teruel aprueba ayudas para intentar luchar contra la despoblación en municipios de la provincia

TERUEL, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial de Teruel (DPT) aprobó hoy en sesión plenaria la puesta en marcha de un convenio de colaboración con el Gobierno de Aragón que permitirá a determinados ayuntamientos de la provincia acceder a una serie de subvenciones ayudas que podrán utilizar para luchar contra la despoblación.

En concreto, se trata de una línea de ayudas destinadas a "la rehabilitación de viviendas de titularidad municipal para la utilización por nuevos pobladores", explicó el vicepresidente de la DPT, Inocencio Martínez, quien añadió que "nuevos pobladores son en este caso, jóvenes autóctonos emancipados, inmigrantes y personas procedentes de otros lugares".

Las subvenciones irán destinadas a municipios de menos de 500 habitantes. En cuanto a las ayudas, la cantidad máxima subvencionable es de 27.500 euros por vivienda rehabilitada. Además, Martínez explicó que en el caso de los municipios de menos de 100 habitantes las ayudas serán de hasta el 90 por ciento; en localidades de menos entre 101 y 250 habitantes será del 80 por ciento; y en el caso de pueblos de entre 251 y 500 habitantes del 70 por ciento.

El Gobierno de Aragón aportará hasta el 40 por ciento de los gastos de rehabilitación, con un máximo por subvención de 11.000 euros, mientras que la DPT aportará el resto, hasta un máximo de 13.750 euros.

Por su parte, el portavoz del Partido Popular (PP) en la Diputación, Luis Carlos Marquesán destacó que "debemos analizar las circunstancias en las que se desarrolle porque se ha puesto el límite en 500 habitantes, cuando la realidad de la provincia es que proliferan las localidades de menos de 1.000 habitantes". Así que aseguró "que no hay mucha diferencia entre un municipio de 400 habitantes y otro de 600, en cuanto a posibilidades económicas y desarrollo".

Por eso, manifestó que "esa línea de corte puede generar ciertas injusticias y algunas discriminaciones que debemos estudiar en el futuro", al tiempo que apuntó que "debemos velar porque sea en todos los municipios igual".

PORCINO.

Por otro lado, la Diputación también aprobó en el Pleno que celebró hoy un convenio de colaboración con la Asociación de Criadores de Porcino de Teruel que permitirá destinar 1,2 millones de euros a la aplicación del Plan Estratégico para el Desarrollo de la Denominación de Origen Jamón de Teruel.

El presidente de la DPT, Antonio Arrufat, explicó que el objetivo de este convenio es el de "mantener y mejorar la calidad genética de la cabaña ganadera, para mantener la producción y mejorar la calidad de la producción".

Los recursos económicos de este convenio proceden del Instituto Aragonés de Fomento (IAF) en aplicación del Fondo de Inversiones de Teruel. El convenio tiene una duración de 2 años, con cuantía que ascienden a los 900.000 euros el primer año y los 300.000 el segundo.

OTROS ASUNTOS.

El pleno también sirvió para sacar adelante la inversión de 550.000 euros en Alcañiz, con fondos también procedentes del IAF, a través del Fondo de Inversiones de Teruel, y que irán destinadas la creación del Centro de Interpretación de Agua del Bajo Aragón (300.000 euros) y el Conservatorio de Música (250.000 euros).

Respecto al Centro de Interpretación del Agua, el portavoz del PP manifestó su deseo de que pueda albergar unas instalaciones "dignas" para la sede de la Diputación Provincial de Teruel en Alcañiz. En cuanto al Conservatorio, destacó "el retraso" de las obras. Además, apuntó que en los dos casos la Diputación se limita a ser "un convidado de piedra" que sólo trasmite las subvenciones de una institución a otra. Por eso, aseguró que sería "más rápido y más barato" que fuera el propio Gobierno de Aragón quien entregara las ayudas.

Finalmente, los cinco grupos con representación en la DPT: PSOE, Partido Popular, Partido Aragón, Izquierda Unida y Chunta Aragonesista, aprobaron una moción en la que, según dijo Inocencio Martínez, "se manifiesta al Gobierno de Aragón nuestro apoyo en la lucha contra la conducción de aguas a Barcelona, al entender que ya no es necesaria".

En este sentido, Marquesán destacó que, aunque su partido apoya la moción, "si hace un mes se decía que era una conducción en las cuencas internas de Cataluña, ahora no sé qué pintamos nosotros". Por eso, apostilló que "si había informes jurídicos que decían que no era un trasvase, según ese criterio tampoco deberíamos intervenir". Aún así, aclaró que "nos hemos sumado a la moción porque la situación de emergencia ha pasado".