23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 14 de enero de 2008

    Estercuel (Teruel) celebra su fiesta más popular la 'Encamisada', el próximo fin de semana, 19 y 20 de enero

    ESTERCUEL (TERUEL), 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Estercuel celebra sus fiestas patronales en honor del Santo Toribio, el 16 de abril, y en honor a Nuestra Señora del Olivar, el 9 de septiembre, pero es la fiesta de la 'Encamisada' la que tiene más popularidad. Una procesión de penitencia con caballerías enjaezadas como agradecimiento que recuerda que el pueblo se libró de una terrible epidemia que asoló a otros pueblos vecinos.

    Esta procesión abre las celebraciones de 'Los Santones'. La fiesta se conmemora todos los años en el fin de semana más próximo al 20 de enero, por lo que este año se celebrará el próximo fin de semana, 19 y 20 de enero.

    La fiesta rinde un tributo especial a los matrimonios y a las personas de mayor edad. El papel de las autoridades de la fiesta es presidir la 'Santa Encamisada', la misa mayor y el resto de actos. Los cargos que regentan durante las fiestas son, ordenados por edad y poder, Procurador, Rey y Conde.

    El fuego callejero es considerado en Estercuel como un símbolo de unidad vecinal, una excusa para danzar a su alrededor o para preparar en sus brasas alimentos que compartir. Un ejemplo de estas y otras funciones del fuego es la tradicional fiesta de la 'Encamisada' a la que el Centro de Interpretación del municipio turolense dedica una buena parte de su espacio.

    La magia del fuego, de su color y de sus formas es apreciado de tal forma en Estercuel que todas las festividades de la localidad están relacionadas con este elemento primigíneos. Su indiscutible protagonismo en las fiestas, y su continuada presencia en diferentes labores domésticas, agrícolas o de otro cariz que se desarrollan de manera cíclica y a modo de ritos en las cuatro estaciones, han llevado al Ayuntamiento de esta localidad turolense a dedicar un museo al fuego y a la fiesta.

    CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL FUEGO Y DE LA FIESTA.

    Un panel explicativo muestra las características y los distintos actos y personajes de la fiesta -misas, bailes y representaciones callejeras en las que el fuego es el elemento fundamental-. Una maqueta del casco urbano permite apreciar el recorrido de las procesiones, y las calles y plazas en las que se encienden las hogueras a lo largo de las diferentes fiestas.

    El Centro de Interpretación se halla situado en una ubicación mágica, en las antiguas cuevas del castillo de Estercuel. Mantiene una estructura de "amable anfitriona" que poseen determinadas cuevas con arcos, pasadizos, salas acogedoras y recovecos con una cálida iluminación que mezcla el color del cielo y del fuego.

    Cuando el visitante se detiene a leer los paneles explicativos toma conciencia de la enorme importancia que el fuego tiene en la vida diaria, en las creencias y en la diversión de las gentes como es en el caso de Estercuel y de tantos pueblos del mundo. Por la cálida luz de su lumbre, su calor entrañable o el embrujo de sus movimientos, desde la Prehistoria el fuego tiene atribuidas propiedades lumínicas, energéticas, purificadoras, mágicas, lúdicas y sociales.

    El Centro de interpretación del Fuego y de la Fiesta se presenta como un espacio divulgativo con tres secciones bien diferenciadas: el fuego como elemento mágico y funcional; el fuego y las manifestaciones festivas; y, por último, la fiesta de la Encamisada. Queriendo así dinamizar culturalmente al pueblo de Estercuel y a su entorno mediante las diversas actividades que pretende desarrollar a lo largo del año.

    Dos hechos singulares han propiciado el nacimiento de este museo: la tradicional fiesta popular de la 'Encamisada' y el contar con un espacio tan atractivo como son las antiguas cuevas del castillo. Se ha recuperado un espacio --el antiguo lagar con sus prensas y trujaletas-- para exponer el carácter mágico y festivo del fuego, y reflejar todo el ceremonial de esa fiesta tan arraigada en Estercuel con un resultado tan sorprendente como atractivo.

    Mientras se recorren las galerías de las bodegas y se observan algunos de los elementos usados antiguamente en la elaboración del vino se pueden ir contemplando los diferentes paneles informativos y los objetos expuestos en las oquedades naturales. El visitante puede disfrutar de una rica muestra que recuerda la importancia del fuego y su continua presencia en la vida de los pueblos, y conocer todos los elementos simbólicos como rituales, bailes, vestuario, ofrendas y melodías.

    A lo largo de la visita al museo se hace un repaso a las múltiples manifestaciones festivas que el fuego propicia en el entorno, así como un recorrido estacional analizando los usos y funciones de éste a lo largo del año en el ámbito de las economías rurales de antes.

    Estercuel es una población de la provincia de Teruel situada al pie de la Sierra de San Just, junto al río Estercuel. Cuenta con un palacio de la Baronía abandonado y una iglesia gótico-renacentista, con claustro y ruinas de la vieja iglesia del gótico primitivo. En el convento del Oivar, de la orden de la Merced, escribió el poeta y mercenario Tirso de Molina alguna de sus obras.