27 de junio de 2019
  • Miércoles, 26 de Junio
  • 22 de mayo de 2019

    Fuentes de Ebro creará 1.800 hectáreas de regadío para cambiar "de arriba a abajo" el futuro de su economía

    Fuentes de Ebro creará 1.800 hectáreas de regadío para cambiar "de arriba a abajo" el futuro de su economía
    DGA

    FUENTES DE EBRO (ZARAGOZA), 22 May. (EUROPA PRESS) -

    La localidad zaragozana de Fuentes de Ebro va a crear 1.846 hectáreas de regadío que cambiarán "de arriba a abajo" el futuro de la economía de este municipio. Así lo ha asegurado el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, tras el acto de firma del convenio entre la Comunidad de Regantes de los Montes de Fuentes, la sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España S.A. (Acuaes) y el Ejecutivo autonómico para la puesta en marcha de este proyecto.

    El acto ha contado con la presencia de la alcaldesa de Fuentes, María Pilar Palacín, el presidente de la Comunidad de Regantes, José Luis Gállego, la directora general de Acuaes, María Rosa Cobo, y el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Ejecutivo aragonés, Joaquín Olona.

    En declaraciones a los medios de comunicación, Lambán ha remarcado que impulsar "1.800 hectáreas de regadío en Fuentes de Ebro es cambiar de arriba a abajo el futuro de la economía de Fuentes" y ha recordado que, cuando llegó al gobierno hace cuatro años, su propósito era "reanudar la puesta en regadío de tierras en la Comunidad, una política que había estado paralizada durante muchos años".

    "A estas alturas nos satisface mucho decir que, por un programa de financiación que puso en marcha el consejero Olona, son ya 13.000 las hectáreas que están disponibles con planes aprobados para su puesta en regadío y, además, se han empezado ya los trámites administrativos incorporando el Gobierno de Aragón otros 55 millones de euros para poner en regadío otras 12.000 o 13.000 hectáreas, con lo cual nos aproximaremos a la cifra de 25.000 o 30.000 hectáreas de regadío que creemos que pueden ampliarse en Aragón sin alterar equilibrios ecológicos, medioambientales, ni nada por el estilo", ha asegurado.

    El presidente aragonés ha sostenido que el regadío es "la base de la agroalimentación", un sector que desean convertir en "estratégico" y que contribuye a combatir la despoblación. "Sin regadíos la agricultura es imposible o tiene unos grados de productividad mínimos".

    Lambán ha subrayado que "Fuentes ha demostrado su capacidad para producir alimentos de calidad, con una denominación de origen de la cebolla que les funciona de manera fantástica y con esta ampliación de regadíos que les permitirá un desarrollo exponencial de sus capacidades".

    Por ello, ha estimado que "para la agroalimentación aragonesa en su conjunto es una buena noticia, 1.800 hectáreas no son cualquier cosa" y en este proyecto hay "300 agricultores involucrados", ha manifestado Lambán, para expresar su "satisfacción y alegría" por el municipio de Fuentes de Ebro que "después de 25 años de esfuerzo continuado" ha conseguido que el proyecto sea una realidad.

    UN ANTES Y UN DESPUÉS

    La alcaldesa, María Pilar Palacín, ha asegurado que este acuerdo supondrá "un antes y un después en la forma de entender la agricultura en nuestro pueblo", ya que pasarán de secano a regadío el 7 por ciento de las hectáreas del municipio. "Es un hito histórico", ha dicho emocionada.

    "A partir de ahora la forma de entender la agricultura será otra", dado que se podrán cultivar en regadío "nuestras cebollas, vid, olivo, frutales. En esas tierras ya no se pondrá trigo y se cogerá o no una vez cada cinco años, se pondrán productos de calidad y será un bien importantísimo de crecimiento de riqueza y de desarrollo del municipio", ha defendido Palacín, al recordar que Fuentes tiene una concesión de agua de 6.000 metros cúbicos desde "hace más de 25 años" y, por fin, "el esfuerzo de muchísima gente se ve recompensado".

    La directora general de Acuaes, Rosa Cobo, ha precisado que la obra está "para licitar", los trabajos se ejecutarán en dos años y ha confiado en que "en la campaña de riego de 2022 estas infraestructuras de riego estén plenamente funcionales".

    Cobo ha explicado que Acuaes desarrolla la parte técnica del proyecto y adelanta la financiación. Así, abonará un 50 por ciento con fondos propios, que recuperará en un plazo de 50 años con una tarifa que pagará el Gobierno de Aragón, y el otro 50 por ciento lo afrontarán los usuarios, si bien Acuaes les ofrecerá un préstamo a 25 años.

    El presidente de la Comunidad de Regantes, José Luis Gallego, ha advertido de que "no podemos seguir trabajando en cereales porque no nos da para cubrir gasto, tenemos el Ebro aquí mismo y hay que aprovecharlo", ha señalado, al comentar que también hay empresarios que desean instalar granjas y que se beneficiarán de estos regadíos. "El agua es riqueza, es vida y es para todo el pueblo", ha argumentado.

    25 MILLONES

    La firma de este acuerdo permitirá la transformación de una superficie de 1.846 hectáreas de Fuentes con una inversión de 25 millones de euros (IVA incluido). La actuación, que forma parte del proyecto Elevaciones del Ebro a los regadíos infradotados de la Margen Derecha, Tramo Zaragoza-Fayón, incluye varios proyectos.

    Entre ellos, una estación de captación e impulsión en el río Ebro con caudal de diseño de 425 litros por segundo; una tubería de impulsión de acero helicoidal, de 1.400 milímetros de diámetro y 7.260 metros de longitud, desde la estación de captación hasta una balsa de regulación de 213.000 metros cúbicos de capacidad y ramal principal de riego.

    También, una red ramificada de tuberías para abastecer a las agrupaciones de riego; una línea eléctrica de media tensión, desde el punto de enganche hasta la estación de bombeo, centro de transformación y distribución de energía eléctrica; e instalaciones de automatización y telecontrol de la estación de bombeo de la balsa de regulación y de la red de riego. El objetivo es disponer de la infraestructura operativa para la campaña de riego de 2022, una vez hayan concluido las obras y se hayan puesto en marcha.

    El convenio supone la aportación económica de 10,5 millones de euros por parte del Gobierno de Aragón, con una distribución de gasto en 25 anualidades. Este proyecto llevaba más de 25 años a la espera de ejecución y sus beneficiarios superan los 300 regantes. Comprende una superficie de regadío de 1.800 hectáreas, en su mayoría de cultivos extensivos (50 por ciento maíz y 20 por ciento alfalfa) y otros como el olivo, almendro, melocotón y hortaliza, en menor medida.

    DE SECANOS ÁRIDOS A REGADÍO

    No obstante, está previsto que el número de productores se reduzca con la concentración parcelaria y que se modifique todo el paisaje agrario, con el impacto que esto tendrá en la agricultura en la forma de trabajar y en el tipo de producción. El objetivo es permitir el paso de secanos áridos a regadío, aprovechando las disponibilidades de agua del río Ebro.

    La ejecución de la infraestructura se realizará a través de Acuaes y se estima que puedan empezar las obras a finales de este año. El desbloque del proyecto ha sido posible gracias al nuevo marco de financiación puesto en marcha por el Gobierno de Aragón, que ha permitido retomar proyectos de creación de regadíos que llevaban décadas paralizados, a pesar de estar declarados de interés general del Estado, y que se traduce en el desbloqueo de 13.656 hectáreas y nueve iniciativas de regadío impulsadas por el Ejecutivo autonómico.

    A ellas que suman las 6.000 hectáreas de regadío en del sector VIII de Monegros 2, comprometidas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Asimismo, el Consejo de Gobierno dio luz verde a una nueva convocatoria de subvenciones por valor de 55 millones de euros con la que se espera poner en riego 15.000 nuevas hectáreas y que se publicará a finales de este año.