30 de marzo de 2020
16 de junio de 2014

García Becerril dice que nunca ha obtenido "lucro alguno" aparte de su trabajo

García Becerril dice que nunca ha obtenido "lucro alguno" aparte de su trabajo
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El exgerente de la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), Ricardo García Becerril, ha afirmado este lunes que nunca ha obtenido "lucro alguno" que no fuera producto de su trabajo y ha defendido al equipo que le asistió en la sociedad pública, del que ha dicho que trabajó con "honor, honestidad e independencia".

García Becerril se encuentra en libertad bajo fianza como presunto autor de sendos delitos de prevaricación, cohecho, malversación, falsedad documental y blanqueo de capitales, e incurso en tres causas judiciales -pieza principal del caso Plaza, Caladero y Codesport-- por su gestión en su etapa como gerente de la empresa pública mencionada.

En su comparecencia ha rehusado contestar las preguntas de los cinco Grupos Parlamentarios en la primera sesión de comparecencias de la Comisión de Investigación sobre la plataforma para no "perjudicar o alterar" las investigaciones judiciales, en las que ha confiado en demostrar su inocencia.

Ha leído, acompañado por uno de sus abogados, José María Gimeno del Busto, un breve texto en el que ha afirmado que fue contratado en 2001 por su "acreditada trayectoria" y "sin tener en cuenta vínculos personales o políticos"

Ha asegurado que las denuncias que se están investigando en los Juzgados de Zaragoza "carecen de fundamento" y ha lamentado que "se están vertiendo sobre mí acusaciones falsas" e "injustificadas", como es el caso de la venta de las naves de Decathlon.

Como gerente, sus funciones se han centrado en el desarrollo comercial del proyecto de Plaza, que ha realizado con el control y seguimiento técnico, financiero y jurídico de su equipo, siempre bajo "tutela" de la dirección de la sociedad, en especial el presidente, el consejero delegado y el Consejo de Administración, que les transmitían "las instrucciones correspondientes".

García Becerril y su equipo han informado de su actividad "mensualmente con todo detalle" a los miembros del Consejo, que han estado informados "puntual y cabalmente" de la marcha de la sociedad "en todo momento".

El exgerente ha puesto de relieve el crecimiento de Plaza, la plataforma "más grande de Europa", una "referencia mundial" en la que se han instalado algunas de las más importantes empresas europeas y que ha creado 9.000 empleos directos y otros tantos indirectos durante las fases de urbanización y construcción.

Los parlamentarios le han preguntado cuál era su función como coordinador de su equipo, si hay obras certificadas y no ejecutadas, qué competencias tenía en el Consejo, qué competencias tenía, dónde están los anexos de las actas de las reuniones del Consejo, quién era su interlocutor en este órgano, qué vinculación tenía con el exconsejero delegado Carlos Escó y con el empresario Agapito Iglesias.

PDL

También ha comparecido el exdirector financiero de Plaza, Pedro Colás, nombrado en 2002 y en ejercicio hasta 2012, y también administrador mancomunado de Plaza Desarrollos Logísticos (PDL) desde noviembre de 2009 hasta tres años después. Por la gestión en esta sociedad está imputado por presunta prevaricación. Se ha negado a responder a la mayoría de las preguntas para evitar un "solapamiento" con la instrucción judicial.

Sus funciones en Plaza abarcaban desde la planificación financiera hasta la elaboración de la contabilidad, la supervisión de cuentas y la rendición de cuentas al Consejo de Administración, dependiendo siempre del gerente. Asistía a las reuniones del Consejo en Navidades, junto con el resto de los empleados.

Su gestión se incrementó a partir de 2009 por la necesidad de refinanciar la sociedad pública, "tuve un papel más activo". Ha expresado que en Plaza ha habido dos épocas "bien diferenciadas", hasta el verano de 2008, cuando se autofinanciaba con las ventas del suelo y las parcelas y después, cuando se refinanció con un crédito de 42 millones de la CAI y posteriormente otro de 48 millones. Entonces "coincidió la tormenta perfecta", ya que vencieron las pólizas de los créditos y la financiación por venta de parcelas sufrió "un corte brutal".

El exdirector técnico de Plaza, Miguel Ángel Pérez, también imputado por malversación en la pieza principal del caso Plaza y en el caso Codesport, se ha negado a responder a las preguntas de los miembros de la Comisión por estar imputado en estas dos causas judiciales en los Juzgados de Instrucción 1 y 5 de Zaragoza, "por respeto" a la investigación judicial, aclarando que su actuación fue siempre "honesta y dentro de la más absoluta legalidad", agregando que sus superiores también actuaron "dentro de la ley".

GESTIÓN COMERCIAL

La directora comercial de Plaza, Isabel Velasco, ha expuesto que comenzó su trabajo en la sociedad pública en 2001 como asistente de dirección, centrándose en explicar el proyecto en entre los empresarios dados sus contactos como exempleada de la patronal. Una de sus funciones era preparar informes comerciales sobre la marcha de las negociaciones con las empresas.

"Mi labor era puramente comercial, más externa", ha continuado Velasco, quien ha puntualizado que siempre ha dependido de la gerencia y que no tenía relación directa con el consejero delegado. Como otros intervinientes, ha apuntado que en 2008 se produjo un cambio en el mercado, ya que no se cumplieron las previsiones de ventas de la sociedad.

En cuanto a la construcción y venta de las naves de Codesport, intervino "de forma lateral", estableciendo primero contactos con empresas "pequeñitas", aunque finalmente un comprador, Autocity, se convirtió en el único cliente. "No he estado directamente implicada", ha aseverado.

El exasesor jurídico de la sociedad pública, José Manuel García-Figueras ha señalado que varios despachos de abogados asesoraban a los responsables de Plaza, en su caso en Derecho mercantil, no solo en lo relacionado con el Registro Mercantil, sino también en procedimientos judiciales.

Cesó en 2012, aunque ha seguido llevando los casos en los que había participado desde el principio. Durante el tiempo que estuvo en Plaza coincidió con el abogado Chabier Blasco, que asesoraba a la empresa en temas fiscales.

Ha comentado que el gerente informaba de la mayoría de los asuntos al Consejo, aunque también lo hacían los directores jurídico, técnico y financiero. Ha negado que estuviera en la negociación de la venta de las naves de Codesport.