8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 22 de noviembre de 2019

    El glaciar de La Maladeta (Huesca) pierde 1,49 hectáreas de superficie en el último año

    Se traduce en un descenso total de un 60 por ciento de la superficie desde 1991, pasando de 50 a 20 hectáreas

    HUESCA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha recibido los datos obtenidos en la última campaña de mediciones para el balance de masa y movimiento del hielo en el glaciar de La Maladeta, en el Pirineo de Huesca, con el que se cumplen 28 años de observación de las variaciones de volumen sufridas por este glaciar pirenaico. En 2019, este glaciar ha perdido 1,49 hectáreas.

    La CHE realiza campañas de medición para estudiar la evolución y su relación con el factor nieve y el cambio climático. Los datos obtenidos se incorporan a la base de datos mundial (actualizada anualmente) del World Glacier Monitoring System (WGMS).

    La campaña de 2019 muestra un balance negativo, con una pérdida de superficie global del glaciar de 1,49 hectáreas, el quinto peor balance general en estas casi tres décadas. Eso se traduce en un descenso total de un 60 por ciento de la superficie desde 1991, pasando de 50 a 20 hectáreas.

    En lo que respecta a espesores de hielo, se han perdido 182 centímetros de espesor medio, llegando hasta los 4 metros en el frente del glaciar.

    Las balizas instaladas en el hielo glaciar han avanzado una media de 2,81 metros y han perdido una media de 1,79 metros de espesor respecto a 2018. El frente del glaciar ha retrocedido unos 330 metros desde las primeras mediciones.

    METODOLOGÍA

    En La Maladeta se instalaron en 1991 siete balizas en el cuerpo del glaciar para los trabajos de balance de masa y movimiento superficial del hielo y se han realizado reinstalaciones de estos elementos a medida que iban quedando inoperativos por aflorar del hielo, contabilizándose un total de 26 balizas instaladas a lo largo del tiempo.

    El balance anual de masa expresa la variación sufrida por el volumen de hielo de un glaciar a lo largo de un periodo hidrológico anual. Para ello se mide la superficie inicial al comienzo del periodo invernal, el perfil de máxima acumulación nival y el perfil final tras el periodo de ablación (fusión nival y hielo).

    Si no se funde toda la nieve acumulada en invierno y, por tanto, el perfil final se sitúa intermedio entre el inicial y el máximo, el
    balance es positivo y se da ganancia de masa. Por el contrario, si desaparece toda la nieve invernal e incluso funde parte del hielo glaciar, hay pérdida de masa preexistente.

    El balance es nulo cuando el valor de la fusión equivale al de la acumulación. En el estudio del glaciar de La Maladeta se ha utilizado un método que se apoya en los datos obtenidos a partir de una red de balizas instaladas en el hielo a distintas altitudes, así como de medidas topográficas sobre la superficie.

    Las medidas de acumulación se apoyan en sondeos en la capa de nieve con extracción continua de testigo y directa, usándose altímetros o GPS para posicionarlas lo más cerca posible de las balizas que en esa época no suelen ser visibles.

    Para completar la información de este estudio se ha utilizado un dron en la toma de imágenes y videos y se prevé su uso en futuras campañas.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Aragón