20 de enero de 2021
2 de diciembre de 2020

Gobierno de Aragón y CERMI crean ocho mesas de trabajo para impulsar la ley de derechos y garantías de la discapacidad

Gobierno de Aragón y CERMI crean ocho mesas de trabajo para impulsar la ley de derechos y garantías de la discapacidad
Firma del protocolo Gobierno de Aragón y CERMI para atención integral de la discapacidad. - CHUS MARCHADOR

Lambán expresa su compromiso con esta norma, aprobada en marzo de 2019, y subraya el aumento presupuestario para este colectivo

ZARAGOZA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y el presidente del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) en la comunidad autónoma, Luis Gonzaga, han suscrito un protocolo para crear ocho mesas de trabajo con el objetivo de desarrollar la Ley de Derechos y Garantías de las Personas con Discapacidad para lo que se recogen 16 líneas de actuación.

La firma se ha producido en la víspera de la celebración de Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad, este 3 de diciembre, con el objetivo de expresar el "compromiso" del Ejecutivo autonómico con este colectivo y con el desarrollo de la citada ley, aprobada en marzo de 2019 por unanimidad en las Cortes de Aragón.

Así lo ha indicado el presidente Lambán, que ha afirmado que la aprobación de esa norma ha sido uno "hito". Según ha dicho, su Ejecutivo situó en el frontispicio de su acción política "la superación de las desigualdades de toda clase", siendo una "prioridad" superar las de las personas con discapacidad.

Con este propósito, se han impulsado "decisiones políticas, administrativas y presupuestarias". En concreto, se ha pasado de los 57 millones de euros de 2015 a los 81 previstos en el proyecto de Presupuestos de 2021 para la discapacidad, destinados a conciertos de plazas y apoyo a las entidades y a sus centros.

Lambán también ha indicado que el precio de la plaza concertada en discapacidad crecerá el 2,5 por ciento en 2021, cantidad que ya aumentó el 7,5 en 2020, por lo que en total habrá subido el 10 por ciento. Asimismo, el número de plazas se ha incrementado hasta las 2.762 en 2020.

DESARROLLO LEGISLATIVO

Lambán ha contado que su gobierno ha aprobado una ley del tercer sector para desarrollar estas políticas, "culminando" estos "esfuerzos" con la citada norma de marzo de 2019, que ahora hay que desarrollar "en términos de colaboración", con acciones en todas las políticas públicas.

Por eso, se han creado estas ocho mesas de trabajo en Empleo, Accesibilidad, Servicios Sociales, Mujer, Educación y Formación, Contratación Pública, Función Pública y Turismo, a través de un protocolo que tiene una vigencia de dos años y es prorrogable.

Lambán ha reiterado su voluntad de apoyo al sector, "uno de los más afectados y castigados por la COVID-19" y de los primeros a los que llegará la vacuna, que ha confiado que sirva para "dejar atrás este infierno por el que estamos pasando".

En esta línea, la consejera de Ciudadanía y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha dicho que la pandemia ha impedido "avanzar" en el desarrollo de la ley y de otras medidas, además de generar "dificultades" para este colectivo en lo que se refiere al aislamiento y a la "más fácil" propagación de la COVID-19 en sus residencias.

Asimismo, ha continuado, "hemos tenido que cerrar en algunos momentos los centros de día" y dejar de ofrecer atención temprana, mientras que las personas con discapacidad intelectual han tenido que convivir durante 24 horas con sus familias, lo que ha representado un "problema" para unos y otros.

Broto también ha dicho que el empleo de estos colectivos ha sufrido la pandemia, mientras que por parte del Gobierno de Aragón "hemos tratado de dar la mejor respuesta" y "ayudar a resolver dificultades y contagios".

MESAS DE TRABAJO

La consejera ha explicado que el objetivo de las ocho mesas de trabajo es que en el desarrollo de la ley "sea una realidad", para subrayar que las personas con discapacidad "no solo son usuarias de los servicios sociales, sino que quieren tener una vida plena" lo que requiere de "acciones con los diferentes departamentos" del Ejecutivo autonómico.

Según ha expuesto, se trata de "romper las barreras" que existen en materia sanitaria, mejorar la educación inclusiva, tener acceso a todas las prestaciones sociales, con "mención especial a la autonomía personal" mediante el asistente personal, asegurar la reserva del ocho por ciento de las plazas en las convocatorias de empleo público, y trabajar en este ámbito también en los centros especiales, el empleo normalizado y en la contratación pública.

Por otra parte, ha defendido la "discriminación positiva" hacia la mujer con discapacidad y favorecer que este colectivo pueda "disfrutar del ocio y tiempo libre", cuestiones que se van a analizar en estas mesas, a las que más adelante se pueden sumar otras, "si es necesario".

Otra línea de actuación que recoge el protocolo es aprobar la norma que regule la accesibilidad universal para que se ejecuten conforme a la misma los proyectos de espacios urbanísticos, arquitectónicos y las infraestructuras y servicios de transporte de uso público, ya sean de titularidad pública o privada.

Además, contempla equiparar en el catálogo ortoprotésico de Aragón la posibilidad de que el usuario pueda elegir el producto que más se adapte a sus necesidades, como ocurre en otras comunidades autónomas.

BUENOS RESULTADOS

El presidente de CERMI Aragón, Luis Gonzaga, ha recordado que ya hubo un protocolo similar en la pasada legislatura que "dio resultados extraordinarios" y "agradecemos poder renovarlo en un momento tan difícil para la sociedad en general y para la discapacidad en particular".

Según ha expuesto, este acuerdo "permitirá articular instrumentos de colaboración y trabajo que favorezcan las relaciones de manera ágil y rápida", así como colaborar con el Gobierno aragonés de manera "transversal y multidisciplinar". Ha añadido que cada mesa se reunirá una vez al trimestre.

Respecto a la pandemia, Gonzaga ha comentado que está afectando "de manera tremenda" al empleo y también ha contribuido a un incremento del maltrato de las mujeres. En este sentido, ha deseado que estas mesas sean "herramienta útil para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad en Aragón y contribuya a su mayor integración en la sociedad".

El presidente de CERMI Aragón ha señalado que según la Convención Mundial de los Derechos de las Personas con Discapacidad, ésta no se encuentra en la persona, "sino en el entorno", de forma que "si somos capaces de hacerlo accesible, desaparecerán los efectos" de la discapacidad, para desear que la ley de 2019 de Aragón pueda estar "totalmente operativa".

MANIFIESTO

Tras la firma del protocolo y de las intervenciones institucionales, una persona con discapacidad, Sonia Fernández, ha leído el manifiesto del Día Internacional y después de recordar como la pandemia "ha hecho mucho daño" en la salud y el empleo, siendo "las personas mayores y las que tienen discapacidad las que más han sufrido", ha pedido participar en la reconstrucción postCovid.

"Las personas con discapacidad y sus familias queremos que se nos tenga en cuenta para arreglar todo el daño que ha hecho el coronavirus", ha afirmado, tras lo que ha expuesto diez peticiones.

En primer lugar, ha solicitado que el plan para la reconstrucción dote con 300 millones de euros el apoyo a las personas con discapacidad y promover la creación de 2.000 trabajos para este colectivo.

Además, ha reclamado que los derechos sociales estén "más claros" en la Constitución, entre otros, el derecho a la vivienda; y asegurar la accesibilidad universal, con ascensores en los edificios, y la accesibilidad cognitiva, contribuyendo, por ejemplo, a que las noticias sean más fáciles de entender.

Sonia Fernández ha pedido elegir "dónde y con quién vivir", así como mayor apoyo en ámbitos como la educación, el trabajo y la salud, también para las familias, "que siempre están ahí cuando hay dificultades".

Finalmente, ha abogado por una tecnología "más accesible" y "fácil de usar" y por tener en cuenta a las personas discapacitadas que viven en el ámbito rural, para subrayar la importancia de "cuidar el planeta".