24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 31 de diciembre de 2010

    Iglesias defiende las reformas como base de una nueva etapa de crecimiento y "garantía" de la cohesión social

    El presidente aragonés asegura que la pirámide demográfica "nos obliga" a revisar el sistema de pensiones

    Iglesias defiende las reformas como base de una nueva etapa de crecimiento y "garantía" de la cohesión social
    DGA

    ZARAGOZA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, defiende las reformas que está impulsando el Ejecutivo central y autónomo frente a la crisis como "el fundamento sólido de una nueva etapa de crecimiento y de progreso", ya que considera que "son la garantía del mantenimiento de nuestra cohesión social".

    En su mensaje de Fin de Año, el presidente aragonés recuerda que el 2010 ha sido un año "difícil, el segundo año de una crisis económica mundial que nos ha afectado a todos". En primavera, destaca Iglesias, "los problemas en la economía griega provocaron un cambio en las medidas económicas de todos los países de la Unión Europea", pasando de incentivar la economía a "controlar el déficit y la deuda".

    En Aragón, "también nos ha afectado de lleno esta situación", subraya Iglesias, al explicar que después de años "de un crecimiento extraordinario hemos tenido que adaptarnos a las nuevas circunstancias de la economía".

    Por tanto, "debemos controlar más que nunca nuestras cuentas públicas, nuestra deuda y nuestro déficit", redefinir las prioridades y "ajustar nuestra economía a la nueva realidad".

    A su parecer, "también es momento de hacer las reformas que fundamenten una nueva etapa de crecimiento más sostenible" y que garanticen el futuro de las políticas públicas del Estado del Bienestar, como educación, sanidad, pensiones o dependencia, afirma Iglesias.

    Para el presidente, son necesarias "austeridad y reformas" para crecer y volver a crear empleo y este momento de cambios "debemos aprovecharlo como una oportunidad para resolver los problemas estructurales que tiene nuestra economía".

    DESAFÍO

    Marcelino Iglesias subraya que el "desafío" del país es "reactivar nuestra economía sin debilitar el sistema de proyección social", al argumentar que "sin una economía más productiva y más fuerte no podemos mantener los servicios públicos que hemos desarrollado con tanto esfuerzo en las últimas décadas".

    En este contexto, cree que los ajustes económicos y reformas "son el fundamento sólido de una nueva etapa de crecimiento y de progreso", así como "son la garantía del mantenimiento de nuestra cohesión social".

    Asimismo, Iglesias advierte de que la economía tiene ciclos y los mercados "necesitan normas y regulación" y una economía y finanzas globalizadas "requieren de un modelo de gobierno global", afirma, para agregar que con la crisis económica "comprobamos que nos hemos endeudado en exceso en sectores poco productivos y que nuestro mercado laboral es demasiado rígido e inestable".

    A este respecto, Iglesias incide en que la crisis "nos ha hecho ver que somos poco competitivos y que es necesario formar mejor a nuestros trabajadores".

    Sobre el futuro del sistema de pensiones, el presidente aragonés dice que "la pirámide demográfica nos obliga también a una revisión de nuestro sistema de pensiones", porque el objetivo es "garantizar su futuro para las próximas generaciones y su modelo absolutamente público".

    "NO ES UN AÑO PERDIDO"

    Marcelino Iglesias se muestra "optimista" ante el futuro a pesar de las dificultades y anima a "sacar las conclusiones oportunas y tomar las decisiones correctas" porque, de esta forma, 2010 "no será en ningún caso un año perdido".

    Respecto a la situación de Aragón, el presidente Iglesias destaca que la Comunidad autónoma ha resistido mejor las dificultades, "como demuestra una tasa de desempleo seis puntos inferior a la media nacional". También expresa su confianza en "la capacidad de Aragón y en los aragoneses, en su tenacidad y en su preparación".

    Por último, el presidente aragonés y secretario de Organización del PSOE manifiesta su convicción de que "saldremos adelante y lo haremos todos juntos. Construyendo una sociedad y una economía mejores para todos", en un momento "crucial".

    "De las decisiones que tomemos hoy dependerá el bienestar de las próximas generaciones", concluye Marcelino Iglesias para brindar con los aragoneses "por un feliz y próspero año 2011".