17 de octubre de 2019
21 de febrero de 2010

Investigadores del I3A crean una mesa interactiva de juego dirigida a niños de entre 3 y 6 años

La mesa permite a los niños iniciarse en las nuevas tecnologías y mejorar su desarrollo social

ZARAGOZA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Informática Gráfica Avanzada (GIGA) de la Universidad de Zaragoza, que forma parte del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), ha creado el proyecto NIKVision, una mesa interactiva orientada a niños de tres a seis años y que se utiliza con juguetes convencionales.

Según informó el investigador Javier Marco en declaraciones a Europa Press, "es una mesa en la que se coloca una cámara por debajo, así, la imagen del juego se visualiza en un monitor de ordenador y también en la superficie para guiar a los niños".

Uno de los puntos fundamentales del proyecto es que se ha involucrado a los menores "desde el primer momento". Así, se les llevó al Campus Río Ebro de la capital aragonesa para que jugaran con la mesa en el laboratorio mientras se les grababa para observar sus comportamientos.

En el primer prototipo se utilizó el juego de una granja basado en las tradicionales de juguete. "Los niños usaban vacas, cerdos, gallinas y ovejas sobre la mesa y podían ver una granja virtual con los animales moviéndose, pero siempre interaccionando en función de lo que hacían los niños con los juguetes", apuntó.

De esta forma, en función del comportamiento de los niños, los investigadores fueron incrementando las posibilidades y actividades del mismo e incluyeron un nido virtual para los huevos de la gallina, por donde los jugadores podían hacer saltar al animal, entre otras novedades.

MÉTODOS MÁS ESTRUCTURADOS

Javier Marco recordó que al trabajar con niños "es necesario utilizar métodos más estructurados para captar sus experiencias". "Al ser tan pequeños no han desarrollado bien sus capacidades verbales para dar su opinión y se sienten cohibidos al sentir que se les pone a prueba a ellos, en lugar de al producto", apuntó Marco, que explicó que el proceso debe ser "que los niños jueguen, mientras los diseñadores recogen la información que necesitan".

Para implementar las mejoras en la mesa, el equipo contó con la colaboración de CHIci Group, de la Universidad de Central Lancashire, en Preston (Reino Unido), especializado en técnicas de evaluación de nuevas tecnologías con niños.

"Me desplacé con la mesa a su laboratorio en Preston y realizamos varias sesiones de testeo en guarderías, con niños de tres y cuatro años; y colegios, con niños de cuatro y cinco años", señaló, y apuntó que mientras los niños jugaban, un grupo de especialistas se dedicó a observarlos "en busca de problemas de usabilidad".

Según indicó Marco, en algunas sesiones se dejaba jugar a los pequeños libremente, "mientras que en otras ocasiones se les hacía jugar a lo mismo varias veces pero variando algún componente para poder comparar entre varias posibilidades de implementación y elegir la más adecuada".

Otra de las pruebas consistía en que los niños jugaran en grupos de dos o tres personas y que los que ya supieran jugar enseñaran al resto. "De esta forma conseguimos mejores verbalizaciones de los niños sobre lo que estaban entendiendo de los juegos, lo que ayuda a diseñar mejores formas de guiar y ayudar automáticamente a los niños durante el juego", sostuvo.

Javier Marco reconoció que los niños han recibido la mesa "de una forma muy buena". Así, indicó que lo que motivó el inicio del proyecto fue el hecho de que los niños están en contacto con las tecnologías pero a través de los ordenadores "que son dispositivos que, por muchos colores que se les quiera poner, están pensados para adultos y se inventaron para el diseño gráfico", además de que obligan a los pequeños a jugar solos.

Por ello, Marco apuntó que dispositivos como NIKVision "están diseñados para ellos, les permite jugar a muchos a la vez, interactuar y así además de ponerles en contacto con las nuevas tecnologías, favorece su desarrollo social", concluyó.

EL GIGA

El GIGA es un grupo de investigación multidisciplinar cuya área inicial y fundamental de trabajo ha sido la Simulación Realista de la Iluminación, campo en el que tiene reconocido prestigio tanto a nivel nacional como internacional. Nació a comienzos de los años 90 de la mano del profesor Francisco Serón y es uno de los grupos fundadores del I3A.

Además, ha sido reconocido como Grupo Consolidado de Investigación por el Gobierno de Aragón. Con el tiempo ha diversificado sus áreas de interés, incluyendo la realidad virtual y aumentada o la fotografía computacional.

Con la concesión por parte del Ministerio de Ciencias y Tecnología del Proyecto Tangible ha extendido su campo de investigación a la interacción tangible y multimodal, así como a la generación de humanos virtuales y realistas. Dentro de este proyecto se enmarca la mesa virtual.