16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 11 de enero de 2014

    IU informa en Bruselas sobre la "destrucción" de la sauceda de Fraga

    IU informa en Bruselas sobre la "destrucción" de la sauceda de Fraga
    EUROPA PRESS

    FRAGA (HUESCA), 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Izquierda Unida (IU) ha trasladado a su eurodiputado, Willy Meyer, sus quejas por la "destrucción" de una parte de la sauceda de Fraga (Huesca) y la extracción de gravas en una zona catalogada como Lugar de Interés Comunitario (LIC) del entorno del río Cinca.

    Un proyecto de actuación promovido por el Ayuntamiento de Fraga y ejecutado por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el cual utilizó una Declaración de Impacto Ambiental de otro proyecto diferente, un canal de aguas bravas, para realizar unas acciones que nada tenían que ver con las obras ejecutadas, ha asegurado IU en un comunicado.

    Así mismo, esta formación política ha llevado este asunto a la Comisión Europea ante la posible vulneración de la normativa comunitaria "al no cumplirse con los trámites precisos para las actuaciones que se han hecho en zona protegida por normativa europea".

    El portavoz de Medio Ambiente de IU en las Cortes de Aragón, Miguel Aso, solicitó al Gobierno aragonés una copia de la autorización del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) "en la que se confirma que la destrucción de la sauceda de Fraga estuvo plagada de manifiestas irregularidades y se hizo sin una Evaluación de Impacto Ambiental propia", ha explicado Aso.

    Ha recordado que la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental "deja bien claro que cada proyecto de actuación en una zona natural debe llevar su propio estudio y posterior declaración de impacto ambiental por parte de la Administración pública competente, por lo que nadie, y mucho menos la Administración, puede usar una autorización de un hecho concreto para realizar algo diferente a lo autorizado".

    "IRREGULARIDADES"

    Por su parte, el eurodiputado de IU, Willy Meyer, ha informado que ha trasladado este asunto a la Comisión "para que se inicie una investigación porque, revisada la autorización elaborado por la Comunidad Autónoma de Aragón, entendemos que hay irregularidades que no deben pasar por alto en la Comisión, ya que en un primer informe sólo se autorizó la limpieza de basura, escombros y restos de material vegetal muerto, así como la eliminación de arbolado y desbroce de vegetación en mal estado en los perímetros establecidos en las riberas".

    En su opinión, "lo que pudo suceder es que a la CHE y al Ayuntamiento de Fraga no les debió gustar la autorización del INAGA y decidieron aportar la documentación relativa al canal de aguas bravas diciendo que iba a ser una actuación similar".

    Esto, ha continuado, "aunque hubiera sido cierto, no sirve porque la actuación no tiene nada que ver y la afección medioambiental es sumatoria ya que son dos las actuaciones que se han realizado, la del canal de aguas bravas y, ahora, la de limpieza y extracción de áridos y, por tanto, debiera haberse hecho siempre una evaluación de impacto ambiental nueva".

    Finalmente, Meyer ha anunciado que va a "presionar" para que los espacios protegidos por Europa se defiendan, "aun cuando los dirigentes de las Administraciones aragonesas y estatales muestren un desprecio absoluto por la normativa ambiental actuando donde no se puede y buscando extraer áridos en ríos, áridos muy buscados por las empresas del sector dado su bajo coste de adquisición y gran calidad".