22 de febrero de 2020
6 de abril de 2010

La joven que presuntamente ahogó a su bebé creía que había nacido muerto, según su abogado

ZARAGOZA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El abogado de la joven que presuntamente ahogó a su bebé después de dar a luz en su domicilio del barrio rural de San Juan de Mozarrifar, en Zaragoza, Javier Osés, indicó que su cliente pensaba que "el niño nació muerto" y que "intentó reanimarlo" porque quería darlo en adopción.

Los hechos ocurrieron la pasada noche del viernes, 2 de abril. La joven, que ocultó el embarazo a su novio y a sus padres, dio a luz en el baño de la casa de sus padres, en la que vivía con su pareja y otro hijo de dos años.

Javier Osés explicó que "habrá que esperar el informe de la autopsia" para saber si el niño nació muerto o no, y entonces "podremos conocer qué cargos se le imputan a la joven".

El letrado comentó, en declaraciones a Europa Press, que los resultados de la autopsia del bebé, tardarán "entre una y dos semanas". Agregó que lo que sí se conoce "es el informe médico de defunción en el que sí se refleja el término asfixia".

En cuanto a los motivos por los que la joven ocultó su embarazo, el abogado se refirió a "un sentimiento de culpabilidad porque sus padres le ayudaban demasiado" a cuidar del hijo de dos años que ya tenía.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Zaragoza se ha hecho cargo del caso y por el momento no hay fecha fijada para volver a tomar declaración a la joven, que ya lo hizo ayer. El juez ordenó el ingreso en prisión sin fianza y la acusada se encuentra en el Centro Penitenciario de Zuera (Zaragoza).

"Dentro de unos días se sucederán una serie de declaraciones de los implicados y los testigos", manifestó Javier Osés, quien confirmó que la pena para su patrocinada podría llegar a los 20 años de prisión si se le considera autora de un delito de asesinato con el agravante de parentesco".