25 de mayo de 2020
22 de noviembre de 2014

Julián Buey (II): "El Gobierno de Aragón bascula entre la inactividad y la propaganda"

El Plan Impulso se ha hecho "sin tener en cuenta a organizaciones empresariales y sindicales"

Julián Buey (II): "El Gobierno de Aragón bascula entre la inactividad y la propaganda"
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Comisiones Obreras (CC.OO.) en Aragón, Julián Buey, ha opinado, en una entrevista a Europa Press, que el Gobierno autonómico "bascula entre la inactividad y la propaganda".

Ha destacado que el Plan Impulso puesto en marcha por el Ejecutivo, una de sus medidas 'anticrisis' más conocidas, se ha hecho "sin tener en cuenta a dos agentes importantes, que son las organizaciones empresariales y las sindicales".

Buey ha asegurado que le hubiese gustado que el Ejecutivo hubiese llevado dicho plan al diálogo social. "No pretendemos sustituir la labor del Gobierno y tampoco del Parlamento aragonés, pero sí que se cuente con nosotros en la medida que somos agentes sociales representativos del mundo del trabajo".

Respecto a las medidas del Plan Impulso, Buey ha insistido en que ha habido cierto "excesiva dispersión de los objetivos", es decir, "es como si se disparara con espray para atajar un problema de una manera muy dispersa y acabas llegando a un aspecto mucho más amplio pero no solucionas absolutamente nada, no acabas pintando bien en ninguno de los sitios".

También ha opinado que el Plan ha tenido "un poco de leyenda" y que "el Gobierno de Aragón bascula entre la inactividad y la propaganda, con muy poca sustancia en lo que son los hechos de verdad" y ha estimado que, al sindicato, "en el Gobierno de Aragón se nos ignora".

ACUERDO SOCIAL

Julián Buey ha informado de que la próxima reunión del Acuerdo Social para la Competitividad y el Empleo de Aragón, suscrito por sindicatos, patronal y Ejecutivo autonómico, será "de cara a la próxima legislatura".

Ha dicho que para que Comisiones firmase dicho acuerdo tendría que tener "medidas concretas, con un presupuesto claro para los cuatro años, estar centrado en medidas de estímulo de la economía, políticas activas del fomento del empleo y de protección social a las personas".

Ha reconocido que el Acuerdo Social en vigencia durante esta legislatura "lo firmamos porque estábamos de acuerdo, pensamos que era poco, pero el objetivo era intentar que al menos eso se cumpliese, no queríamos que el diálogo social se zanjara, queríamos mantener ese instrumento y dejar la puerta abierta a incorporar contenido".

Pero ha defendido que el objetivo de los sindicatos es transmitir las demandas sociales y ponerlas encima de la mesa, "al final, la responsabilidad de que eso se haga o no es del Gobierno".

CONSULTA CATALUÑA

Respecto a la consulta del 9-N en Cataluña, Julián Buey ha reclamado "sentido común por todas las partes" implicadas. "Se están equivocando los que perseveran en Cataluña en una determinada dirección".

Ha mencionado que está "encantado" de que "los catalanes estén en el mismo Estado que yo" y ha rechazado "el empecinamiento y la falta de entendimiento. Hace falta más voluntad por parte de todos y llegar a un acuerdo".

Buey se ha mostrado partidario de "introducir un cambio en la Constitución, acercándola a un modelo más federal. Tenemos autonomías parlamentos, hay que regular esto bien, despejar incertidumbres, que las competencias que puedan tener ciertas autonomías sean estables y que generen seguridad. Solucionemos problemas desde el punto de vista del diálogo y no dejándonos llevar por nacionalismos extremos, tanto en una dirección como en otra".

TARJETAS OPACAS

El secretario general de CC.OO.-Aragón ha apuntado que cuando el sindicato decide entrar en los consejos de administración de las cajas de ahorros lo hace por "varias cuestiones".

La primera de ellas "para intentar mejorar las condiciones de trabajo de la gente" pero, sobre todo, "nos planteamos que esa entidad financiera tenga una orientación más social y sea más permeable a dar créditos en actividades que nosotros creemos importantes".

Sin embargo, "luego lo que nos encontramos es con que sale este tema de Bankia y Caja Madrid que nos deja descolocados, cabreados y de una mala leche increíble". Esta reacción "me parece bien", ha expuesto Buey, quien ha indicado que el hecho de que se "escandalicen" con estas prácticas "denota que nuestra gente, mayoritariamente, es sana y que no entiende ese tipo de comportamientos".

"Comisiones Obreras, como cualquier otra organización, vive en la sociedad, y ni ésta ni nuestro sindicato son perfectos". Ha indicado que, "afortunadamente", no hay muchos casos de corrupción en CC.OO. y, en el momento en el que sale lo de las tarjetas opacas nuestra dirección dice: "Esto no lo vamos a permitir".

"Se habla de forma inmediata con los afectados, al día siguiente se monta una comisión, se suspende de militancia a gente, se abre una comisión de investigación, se pide que devuelvan el dinero y nos ponemos a disposición de la justicia. Se actúa de manera inmediata, sin justificaciones, sin paños calientes, con contundencia y con mucha preocupación".

En este contexto, ha mencionado que CC.OO. está poniendo en marcha un "renovado código ético", en el que también se valora la posibilidad de estar o no en los consejos de administración y se está acometido una reestructuración organizativa.

EL CASO DE LOS ERE EN ANDALUCÍA

"El tema nos ha hecho mucho daño. En este país está muy de moda un periodismo de titulares y poco del que profundiza realmente en los fenómenos, y eso nos está perjudicando", ha aseverado Julián Buey.

Ha relatado que ha habido una investigación interna sobre el comportamiento de los sindicalistas de CC.OO. en los ERE de Andalucía, "y esa comisión sigue viva, hemos detectado alguna mala práctica y hemos sido contundentes".

"Los sindicatos no sólo tenemos el derecho sino la obligación de trabajar en los ERE, para conseguir el máximo beneficio para las personas a las que representamos que son los trabajadores", ha justificado Buey.

Ha recordado que este trabajo en los ERE requiere de abogados, de sindicalistas cualificados, de infraestructuras que mantener y, por tanto, "de un gasto". "Tenemos que preguntarnos si estamos de acuerdo con que los sindicatos se subvencionen o preferimos que tengan que vivir de la cuota de los afiliados y encima poner ingentes recursos para ser eficientes en sus funciones".

"En los ERE, efectivamente, a los trabajadores que no pagan cuota se les minuta el trabajo, en muchas ocasiones las empresas la asumen, se pacta con ellas, para que no tenga repercusión en la indemnización de los trabajadores".

Por en medio de este proceso, "nos encontramos a sinvergüenzas que lo que hace es meter intrusos y negociar con algunas empresas algún tipo de chanchullo. Hemos hecho un proceso de investigación --en Andalucía-- y lo poco que hemos detectado de eso, me parece que eran cinco casos de malas prácticas, o algo así, y hemos tomado medidas".

'SOMOS'

Ante la aparición del sindicato 'Somos', una organización que dice compartir principios con 'Podemos', Julián Buey ha mencionado que "estamos en un país democrático de libertad sindical, y cada uno puede promover los sindicatos que considere oportuno".

No obstante, ha valorado que se trata de "una jugada que parece contener cierto oportunismo, y quiere subirse a la ola de popularidad de 'Podemos'". El secretario general de CC.OO. en Aragón ha aprovechado para rechazar vínculos entre los sindicatos y los partidos, con el objetivo de defender mejor los derechos de los trabajadores frente a cualquier gobierno.

Para leer más