7 de marzo de 2021
13 de junio de 2014

"Mientras la monarquía sea compatible con la democracia" no hay motivos para la "confrontación"

"Mientras la monarquía sea compatible con la democracia" no hay motivos para la "confrontación"
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general del PSOE-Aragón, Javier Lambán, ha afirmado este viernes que "mientras la monarquía sea compatible con la democracia no existen motivos fundados para que en España se abra una confrontación de una parte de la ciudadanía contra otra en torno a esta cuestión".

   Cualquier debate sobre la forma de Estado debe abordarse asumiendo que una hipotética reforma constitucional "ha de tener el apoyo, como mínimo, que tuvo la Constitución de 1978, y os lo dice un republicano convencido" que de ningún modo quiere "sacrificar la convivencia pacífica de los españoles" por ver realizado el "sueño" de la proclamación de la república, ha expresado.

   Tras opinar que "sería deseable que nuestra democracia caminara hacia su perfeccionamiento absoluto" eligiendo por sufragio universal al jefe del Estado, ha dicho que "la monarquía es un sistema que tiene demasiadas connotaciones predemocráticas", puntualizando que el PSOE "aceptó la monarquía porque se le garantizó que esa monarquía sería absolutamente compatible con la democracia y 40 años después podemos decir que ha sido compatible".

   Ha considerado que "los valores republicanos podían inspirar la convivencia de países monárquicos y estar absolutamente excluidos de países que se autotitulan republicanos", para aseverar que es más republicana la forma de organizarse de la monarquía sueca, holandesa o británica que la de la república chavista de Venezuela.

   El líder del PSOE aragonés ha aseverado que "cuando algunos en las calles, en las instituciones y en otros foros se plantean abolir la monarquía quieren llevarse por delante otros elementos del sistema político español de los últimos años", añadiendo que "esos primos hermanos nuestros a los primeros que se quieren llevar por delante es a nosotros, al PSOE".

   Lambán ha intervenido ante el Comité Regional de los socialistas aragoneses, donde ha afirmado que el PSOE es la fuerza política que "durante 40 años se ha convertido en garante del bienestar, el progreso, la democracia, la libertad y la igualdad de los españoles".

   Ha pedido a los militantes que no tengan "falsos síndromes de Estocolmo, ningún complejo de inferioridad" porque "nadie es más radical que nosotros defendiendo la democracia, nadie ha hecho más por organizar la convivencia en torno a los valores republicanos, pero nadie será más respetuoso con la Constitución", ni situará con más fuerza los intereses de España y los españoles por encima de los de su partido.

REFORMA CONSTITUCIONAL

   Javier Lambán ha dejado claro que su partido "está repleto de hombres y mujeres que abrigan hondas convicciones republicanas" y se ha proclamado republicano, indicando que esto significa "asignarse en conciencia y en inteligencia a unos valores y principios republicanos como ordenadores de la vida pública, del sistema democrático".

   El dirigente socialista ha continuado afirmando que España se enfrenta no a la necesidad de iniciar un proceso constituyente, "sino de reformar la Constitución para adaptarla a los tiempos actuales".

   Al respecto, ha recordado que la Constitución norteamericana está vigente desde hace 200 años, pero "han surgido problemas en España, en la convivencia entre territorios, hay asignaturas por resolver" como la cuestión municipal y asuntos que "blindar", como el Estado del Bienestar, todo lo cual exige --ha dicho-- la reforma de la Constitución. Estos problemas preocupan más a la ciudadanía que la forma de Estado, ha agregado.

   Ha relacionado la abdicación de Su Majestad el Rey, Don Juan Carlos I, con el resultado de las elecciones europeas del pasado 25 de mayo, señalando que si el PP y el PSOE hubieran obtenido resultados por encima del 30 por ciento "hubiera tenido mucha menor repercusión".

   La abdicación se produjo "una semana después de que el bipartidismo hubiera sido puesto en entredicho", momento en el que "algunos entendieron que era la ocasión propicia para hacer lo que soñaron hacer, poner en cuestión el sistema surgido de la Constitución de 1978 y, en una especie de ajuste de cuentas con la historia, dar el 'sorpasso' al PSOE, lo que intentó el excoordinador general de IU, Julio Anguita, "en un pacto indigno e indecente con el PP".

Para leer más