1 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2020

El presidente urge a "movilizar todas las potencialidades" de Aragón para afrontar "la mayor catástrofe" en 80 años

El presidente urge a "movilizar todas las potencialidades" de Aragón para afrontar "la mayor catástrofe" en 80 años
El presidente aragonés, Javier Lambán, en su discurso de intervención - GOBIERNO DE ARAGÓN

Dice que "no hay una salida de izquierdas ni de derechas" a la crisis y que "no es momento de ideologías"

ZARAGOZA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha urgido este jueves a "movilizar todas las potencialidades de la Comunidad Autónoma, de sus instituciones y de su sociedad civil, para hacer frente a la mayor catástrofe que nos han deparado los últimos 80 años", la pandemia de la COVID-19 y la crisis social y económica derivada de la misma.

Ha protagonizado la primera sesión del Debate de Política General sobre el estado de la Comunidad Autónoma, en sesión plenaria extraordinaria de las Cortes de Aragón, donde ha afirmado que "el combate contra la COVID-19 trasciende con mucho la capacidad del Gobierno de Aragón" y, a la vez, "ninguna de las amenazas --originadas-- pueden resultarnos ajenas".

Javier Lambán ha llamado la atención sobre las "preocupantes" repercusiones políticas de la pandemia, manifestando que "las brechas sociales, si no se cierran pronto y bien, pueden ser demoledoras para la salud de la democracia", parafraseando a la filósofa alemana Hanna Arendt al afirmar que "el aislamiento, la falta de relación social y la experiencia de no pertenencia al mundo son caldo de cultivo propicio para el populismo, la xenofobia y el totalitarismo".

También ha dicho que "legitimar la tecnología de vigilancia masiva puede ser origen del peor sistema totalitario que haya existido jamás". A esto se añade que, en el conjunto de España, "la gestión de la pandemia ha dado alas a los enemigos del Estado Autonómico, tanto en la versión recentralizadora como en la separatista, así como a los que impugnan el orden constitucional de una u otra forma".

"La pandemia y sus consecuencias desborda la capacidad del Gobierno", ha aseverado Javier Lambán, quien ha dejado claro que "no hay salida de izquierdas, tampoco de derechas", emplazando a poner a España y Aragón "siempre por delante del partido".

De esta forma ha realzado el valor de la Estrategia Aragonesa de Recuperación Social y Económica, "un hito sin precedentes", afirmando que "no es momento de ideologías y mucho menos de disputas ideológicas, pues de esta crisis solo saldremos juntos y mirando al frente", tras lo que ha apelado a la tradición pactista aragonesa recogida en el Estatuto.

TRIPLE CRISIS

El presidente de la Comunidad Autónoma ha elogiado al sistema sanitario, que es "magnífico" y está formado por "competentísimos y serviciales profesionales, a los que nunca pediremos disculpas suficientes por la falta de material de protección con la que tuvieron que trabajar las primeras semanas".

Un sistema que se ha visto sometido a "tensiones añadidas, traducidas en una atención primaria saturada, listas de espera de récord o demoras en tratamientos y programas de prevención, además de poner de manifiesto una evidente escasez de médicos y enfermeros".

También ha aludido a la crisis de las residencias ante "un virus que se ceba con las personas mayores y cuyo aislamiento para evitar contagios se ha revelado muy difícil en momentos de transmisión comunitaria, a pesar de que las empresas y los profesionales de las mismas han intentado cumplir bien con su obligación".

Javier Lambán ha mencionado las "alteraciones" de servicios públicos básicos, como la educación, con el cierre total de aulas en marzo y la perspectiva de un nuevo curso "incierto", aunque ahora "el funcionamiento está siendo mucho mejor de lo previsto".

En materia de economía, el presidente aragonés ha recordado que los más afectados son las pymes y los autónomos, también los trabajadores con contratos temporales, los jóvenes y las personas con menor nivel de cualificación educativa, como ya ocurrió en la crisis anterior.

Los próximos meses serán "muy difíciles" con la paralización del consumo familiar y la finalización de los ERTE, ha continuado Lambán, avisando del "recrudecimiento de las desigualdades ya existentes y la aparición de otras nuevas".

SIN TREGUA

El presidente de la Comunidad Autónoma ha dicho que la pandemia ha sido particularmente grave en Aragón y ha extraído tres conclusiones, siendo la primera que "el virus no iba a darnos tregua en mucho tiempo, de manera que había que convivir con él, alterando en la menor medida de los posible la normalidad económica y social".

También, que la responsabilidad ciudadana es la pauta general pero las excepciones son "mucho más frecuentes, numerosas y peligrosas de lo deseable", a lo que ha añadido que la inexistencia de una legislación nacional actualizada ha generado "muchos problemas" a los Gobiernos autonómicos a la hora de tomar medidas, dificultando "la buena gobernanza nacional".

Javier Lambán ha rendido homenaje a las 1.640 víctimas de la pandemia y ha manifestado su gratitud hacia los que la han combatido en primera línea, como el personal de los centros de salud, las Fuerzas de Seguridad del Estado, las Fuerzas Armadas, los trabajadores de las residencias, toda la cadena alimentaria y, en general, todos los servicios esenciales.