19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 11 de diciembre de 2019

    El Libro Blanco de la línea internacional de Canfranc (Huesca) destaca su potencial económico y social

    ZARAGOZA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La localidad francesa de Accous ha acogido, este miércoles, la presentación del Libro Blanco 'Fortalezas para la optimización del tráfico de la línea Pau-Canfranc-Zaragoza', en el que se reflejan los principales argumentos que ponen en valor la importancia de esta línea transfronteriza. Se trata de un trabajo realizado dentro del proyecto CANFRANEUS y financiado a través de los fondos europeos INTERREG Poctefa, ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

    El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y el presidente de la Región de Nueva Aquitania, Alain Rousset, han sido los encargados de dar la bienvenida en esta jornada técnica en la que se desgranan los principales puntos fuertes del eje ferroviario.

    El Libro Blanco establece un diagnóstico de la situación y propone planes de acción para convertir la reapertura en un éxito territorial aglutinando a todos los actores locales. Una de las claves que ha destacado Soro en su intervención ha sido "la labor conjunta en unas acciones que servirán para mejorar la vertebración del territorio y la cohesión social".

    José Luis Soro ha destacado que la futura línea podría transportar hasta dos millones de toneladas de mercancías al año, lo que supondría "sacar de la carretera unos 200 camiones diarios, un dato muy importante en el proceso hacia la movilidad sostenible hacia la que debemos avanzar".

    Y no solo el transporte de mercancías es clave, también lo es la movilidad personal en transporte privado. Se estima que hasta 600.000 personas se trasladan por carretera en el eje de Pau-Canfranc-Zaragoza y parte de estos desplazamientos podrían trasladarse al tren.

    TURISMO

    El turismo es otra de las grandes apuestas de esta línea. En este sentido se pone en valor la creación de un gran destino turístico internacional, la creación de un tren turístico y el impulso del Camino Santiago.

    Respecto al Camino de Santiago, el consejero ha recordado que en Aragón se llevan a cabo acciones para el impulso del Camino francés del Camino de Santiago. Como ejemplo ha puesto la creación del centro de acogida de peregrinos en la Explanada de los Arañones en Canfranc, la creación del Albergue de Peregrinos en Canfranc pueblo o la mejora de los senderos.

    En la parte francesa se apuesta por la construcción de una pasarela de acceso al Fuerte de Portalet y se estima que se podría atraer hasta 60.000 personas frente a las 6.000 de la actualidad.

    Otro proyecto es el tren turístico. En este estudio se detallan otros casos, modelos de éxito, como el Tren Geológico del Prepirineo o el Tren de las Maravillas, el cual circula entre las localidades de Niza y Tende y atrae a un total de 15.000 turistas al año.

    Por último, José Luis Soro ha destacado la creación de una gran zona turística transnacional que sirva para el desarrollo económico y social. En este sentido ha señalado que la colaboración con los agentes sociales y empresariales de las zonas es "imprescindible".

    RESPALDO ANTE LA UE

    El consejero Soro ha destacado que con este documento "nos cargamos de argumentos para seguir reclamando en Europa la financiación necesaria para llevar a cabo tanto los estudios como las obras para lograr la reapertura".

    Este documento señala que la reapertura de la línea podría producirse en 2025 teniendo en cuenta las acciones que se están desarrollando en estos momentos y conscientes de que el mayor escollo se encuentra en los 33 kilómetros entre Bedous y Canfranc que carecen de línea ferroviaria.

    Soro ha recordado que fruto de la colaboración entre las instituciones se han logrado fondos europeos a través del Mecanismo Conectar Europa. El objetivo es seguir trabajando de la mano para lograr financiación para los trabajos de recuperación de la vía, la adaptación de la misma y la reapertura del túnel.

    En junio de 2017 el dosier 'Superando las conexiones perdidas entre Francia y España: estudios para la rehabilitación de la sección ferroviaria transfronteriza Pau-Zaragoza' logró financiación de la convocatoria de ayudas del Mecanismo Conectar Europa 2016 para los estudios previos y los estudios de obra.

    El coste del proyecto era de 14,7 millones de euros, del que se recibió una financiación del 50%. La acción propuesta consistía en un conjunto de estudios con la madurez necesaria para la rehabilitación y mejora de la sección ferroviaria transfronteriza entre Pau-Canfranc-Zaragoza, con el fin de permitir su reapertura para el tránsito internacional de pasajeros y de mercancías.

    El objetivo principal era preparar los procedimientos de diseño y autorización necesarios para la ejecución de las obras, tanto en la sección ferroviaria española como en la francesa. Además, se planteó el desarrollo de toda una serie de actividades horizontales que tenían como finalidad lograr una convergencia entre los procedimientos de planificación a ambos lados de la frontera, así como garantizar la interoperabilidad técnica y ajustar el calendario.

    En septiembre de 2019 el proyecto de conexión ferroviaria consigue de nuevo 2,8 millones euros de financiación europea para la reapertura de la línea.

    El dosier presentado a la convocatoria del Mecanismo Conectar Europa recoge siete acciones con un presupuesto total de 8,9 millones de euros entre las que destacan los estudios necesarios para la apertura del túnel ferroviario internacional de Somport y la financiación de parte de las obras de la nueva playa de vías que se está construyendo en la explanada internacional de Canfranc así como la financiación de parte de las obras para la construcción de la nueva estación de viajeros en Canfranc.

    Para leer más