10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 16 de noviembre de 2019

    Miguel Gracia (DPH) cree que para luchar contra la despoblación es necesaria una legislación adaptada al medio rural

    Miguel Gracia (DPH) cree que para luchar contra la despoblación es necesaria una legislación adaptada al medio rural
    Miguel Gracia saludando a José Manuel Navia, fotógrafo, y con ellos el director de Visiona, Pedro Vicente. - PABLO OTÍN/DPH

    HUESCA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Miguel Gracia, ha subrayado que, para luchar contra la despoblación, "tan importante como las inversiones presupuestarias es disponer de una legislación adaptada a las necesidades que plantean quienes viven en el medio rural".

    Por ello, ha reclamado que los territorios con menos población exijan a las administraciones competentes una legislación adaptada y una discriminación administrativa con la misma fuerza e intensidad que se reclaman grandes inversiones en infraestructuras. Ha hecho hincapié en que la solución a los problemas de un territorio despoblado "se deben dar de abajo hacia arriba, de quienes viven y conocen el lugar a quienes dictan las normas desde las grandes ciudades".

    "El reto demográfico debe de plantearse con realismo: no se podrá volver a los niveles demográficos de hace 50 ó 60 años pero es necesario que quienes viven en un pueblo, o aquellos que desean hacerlo, se les facilite su día a día, y esto se consigue no solo con inversiones sino también con medidas legislativas adaptadas a sus necesidades".

    Durante la inauguración de la exposición fotográfica de José Manuel Navia, 'Alma Tierra', en el salón de actos de la institución provincial, Miguel Gracia se ha referido a las similitudes que, en todo el país, presentan los territorios despoblados. Ha incidido en que hay que sumar esfuerzos para exigir a las administraciones con capacidad normativa y de legislación "no solo grandes inversiones en infraestructuras, que no se usan en muchos casos por sus habitantes de forma cotidiana, sino elementos que favorezcan el día a día de estas gentes".

    "Ya hemos asumido la necesidad de una discriminación positiva y es hora de insistir también en una discriminación administrativa que prime tanto a quienes mantienen vivo el territorio como a los ayuntamientos en cuestiones como la simplificación de tramitaciones administrativas", ha señalado.

    Ha explicado que, desde la Diputación Provincial de Huesca, se han detectado dos elementos que son preocupación común a estos territorios: el trabajo y la vivienda. "Ninguno son competencia de esta administración, pero si nuestro deber es dar soporte y ayudar a los pequeños ayuntamientos, eso es precisamente lo que hacemos con proyectos como el impulso a la conectividad, que favorece el trabajo y la economía, o impulsar un modelo de alquiler social de viviendas de la mano de los ayuntamientos, que vamos a iniciar el próximo año".

    "No caben las mismas normativas y legislaciones para todos, cuando las diferencias entre unas zonas y otras son tan remarcadas en muchos elementos. Las millonarias inversiones no han servido siquiera para mantener población; hay informes de órganos fiscalizadores como la Cámara de Cuentas de Aragón que incluso manifiestan las dudas sobre la rentabilidad poblacional de determinadas inversiones en el medio rural", ha detallado.

    SENSACIÓN DE ABANDONO

    Miguel Gracia se ha preguntado "hasta cuándo permanecerá el espíritu voluntario que ha permitido que la administración local sobreviva, teniendo en cuenta la soledad con la que trabaja y la sensación de abandono que tienen". Si bien ha manifestado que hasta hace poco más de un año, ningún gobierno central se había preocupado directamente por ayudas para favorecer el empleo en el medio rural como la última, y única, convocatoria de 80 millones de euros impulsados por la Comisionada para el Reto Demográfico y que se va a destinar a promocionar el empleo juvenil en estas zonas.

    "Ahora está de moda hablar de despoblación, pero los ayuntamientos pequeños llevan ya muchos años sin eco de sus reclamaciones", ha aseverado. En este punto, ha agradecido la persistencia de trabajos y compromisos como los de personas como José Manuel Navia o Julio Llamazares y José Luis Acín que con sus fotografías el primero o su literatura los segundos "sembraron la semilla para darle visibilidad a estos pueblos abandonados o en vía de estarlo".

    Miguel Gracia ha intervenido en la mesa redonda que ha servido de inauguración de la exposición 'Alma Tierra', un proyecto de Acción Cultural Española que llega a la Diputación Provincial de Huesca dentro de su programa cultural Visiona y que se ha presentado de la mano del propio José Manuel Navia, acompañado por el escritor Julio Llamazares, de la editora de Ediciones Anómalas, Montse Puig, el escritor José Luis Acín y del director de Visiona, Pedro Vicente.

    Contador

    Lo más leído en Aragón