14 de noviembre de 2019
2 de marzo de 2019

Miguel Gracia (DPH) pide una legislación "justa" que no perjudique a los municipios por tener pocos habitantes

Miguel Gracia (DPH) pide una legislación "justa" que no perjudique a los municipios por tener pocos habitantes
DIPUTACIÓN DE HUESCA, PABLO OTÍN

FONZ (HUESCA), 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Miguel Gracia, ha pedido una legislación "justa" que no perjudique a los municipios por tener pocos habitantes. Cuando se va a cumplir el 40 aniversario de los ayuntamientos democráticos, ha incidido en que los alcaldes de los pueblos han transformado el medio rural.

Estas declaraciones las ha realizado este sábado, en la inauguración el espacio cultural L'Urmo --olmo en foncense-- en la localidad oscense de Fonz. Las obras de este emplazamiento han durado siete años y han supuesto una inversión de más de 750.000 euros. En el acto ha estado acompañado por el alcalde del municipio, Toño Ferrer.

Tras descubrir la placa que da la bienvenida y ante las 200 personas que han llenado el nuevo centro, el presidente de la Diputación Provincial de Huesca ha reconocido "el papel que han desempeñado alcaldes y concejales, voluntarios que desde la primera línea de la política han sido capaces de transformar los pueblos". Ha agregado que los ayuntamientos ejercen una labor "con pocos medios, sin ser apenas noticia y bajo el control que proporciona la proximidad".

Por ello, ha reclamado una "legislación justa" para que los municipios no salgan perjudicados por tener pocos habitantes, como ha afirmado que ocurre ahora, sino todo lo contrario porque "el reto al que se enfrentan los ayuntamientos es cómo se puede quedar en los pueblos la gente".

Teniendo como telón de fondo la infraestructura que ha abierto sus puertas en Fonz, se ha referido a la eficacia para dar respuesta a las demandas de los vecinos, "sin incurrir en los grandes déficits que hay en otras instancias de la administración".

"Que tengan estos servicios las pequeñas poblaciones es lo que permite igualar las diferencias entre pueblos y ciudades, entre pequeñas localidades y cabeceras comarcales", ha explicado.

En este espacio, han habilitado más de 500 metros cuadrados para programar actividades sociales o lúdicas "y potenciar la vertiente de pueblo dinámico, lleno de vida cultural", ha remarcado Toño Ferrer.

Asimismo, ha comentado que "uno de los puntos de partida" del proyecto era "dignificar" esta zona en el centro de la villa, ya que las obras han contemplado la urbanización del entorno con la prolongación de la calle Aragón y generando "un acogedor espacio", junto a los jardines del palacio Valdeolivos y entre las escuelas de la localidad, en el barrio bajo, y la plaza Mayor.

"Por fin en Fonz podemos presumir de contar con un espacio social a la altura de sus gentes y su patrimonio". Así terminaba el alcalde, Toño Ferrer, su intervención en la que ha dicho que quiere que sea un espacio "para celebrar en común".

Han sido muchos los que han querido estar en este acto, no solo los concejales que también han estado al cargo de la obra, Fernando Tudel y María Clusa, también la vicepresidenta de la DPH, Elisa Sancho, el diputado nacional por el PSOE, Gonzalo Palacín, o el vicepresidente de la Comarca del Cinca Medio, José Ángel Solans, y alcaldes y concejales de localidades vecinas.

También ha estado el equipo técnico, encabezado por el arquitecto Miguel Ángel Brualla, y el párroco de la localidad, Antonio Mozas, quien ha bendecido las instalaciones antes de que el pueblo celebrara en su interior la aspiración cumplida con la actuación de la formación musical Aralirics que se ha llevado muchos aplausos.

OBRAS EMPEZADAS EN 2012

Las obras de este espacio cultural empezaron en 2012 con la redacción de un proyecto que se ha ejecutado en once fases, con la financiación al 80 por ciento de la Diputación.

Así, se ha ido creando este edificio que cuenta con sala multiusos, escenario, zona para camerinos, almacenes, un altillo como sala de máquinas, aseos, patio posterior abierto que sirve para independizarlo de la calle posterior y para el desarrollo de otro tipo de actividades.

En su parte oeste dispone de una escalera y rampa de acceso al edificio que comunica con los jardines de la casa Ric y una plaza sirve de antesala al acceso principal. El proyecto concebido por Brualla Alcaraz Arquitectos ha cuidado mucho la estética y la acústica con un cubierta en chapa de zinc que parece que se pliega y muros de ladrillo para dar continuidad a las casonas próximas.

Al espacio se le ha bautizado con el nombre de L' Urmo (olmo en foncense) y, según el alcalde, quiere servir también para reivindicar también la lengua materna y dar continuidad a la actividad social que se articula en torno al olmo que preside la plaza de la villa.