30 de marzo de 2020
23 de julio de 2018

Ocho artistas trasladan la historia de Alfamén a sus muros y fachadas en el marco del 'Festival Asalto'

Ocho artistas trasladan la historia de Alfamén a sus muros y fachadas en el marco del 'Festival Asalto'
COMUNICACIÓN ASALTO

ALFAMÉN (ZARAGOZA), 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Ocho artistas, participantes en la segunda edición del 'Festival Asalto' de arte urbano que llega a la localidad zaragozana de Alfamén, trasladan a los muros y fachadas de este municipio su historia y sus costumbres en forma de grafiti.

Con menos de 1.500 habitantes, Alfamén se ha volcado para acoger a los artistas, que crean obras con las que los vecinos se sienten identificados. La relación de la población con el agua y con su acuífero, las sandías, la vegetación de la zona o el desaparecido barrio chino, son algunos de los temas que dejó en las paredes la edición 2017.

Este año, los artistas invitados son Christian Blanxer, Roc Blackblock, Elisa Capdevila, Twee Muizen, Sojo, Anna Taratiel y Zësar Bahamonte quienes van a incrementar la colección de obras de la localidad, según han informado desde la organización del evento en una nota de prensa.

La temática de sus obras está vinculada a la historia y características del entorno y a temas más universales como la familia o la búsqueda personal.

El artista Roc, por ejemplo, ha pintado un botijo como símbolo de la importancia del agua para el entorno y ha proyectado un retrato del cura Pérez. Por otro lado, Blanxer ha hecho un homenaje al trabajo de las mujeres de la localidad.

CULTURA E INNOVACIÓN EN EL AMBIENTE RURAL

La llegada del 'Festival Asalto' a Alfamén fue impulsada hace dos años por el Ayuntamiento que quería dotar de patrimonio cultural a la localidad para situarla en el mapa de las rutas turísticas de la comarca Campo de Cariñena.

De hecho, el alcalde de Alfamén, Alejandro Gil, ha afirmado que "la primera edición sirvió para que los vecinos del pueblo aprendieran qué era el arte urbano".

"Al principio, decíamos grafitis y los vecinos casi se asustaban porque pensaban que iban a hacer rayas pero, desde el principio, se dieron cuenta de que estaban creando arte", ha añadido Gil, que además ha explicado que los artistas "enseguida" se ganaron a los vecinos, "que se dieron cuenta de que soportaban el calor y el viento durante horas y que su trabajo era tan respetable como el de los agricultores".

Para la organización, 'Asalto' es un ejemplo de cómo la presencia de artistas y sus obras debe integrarse en el entorno en el que trabajan. Un proyecto innovador en el medio rural que interesa cada vez más a los artistas.

El organizador del 'Festival Asalto' en Alfamén, Alfredo Martínez, ha destacado que la convivencia entre artistas y vecinos genera un ambiente de vacaciones mas que de trabajo. "Se genera una actitud muy positiva que hace que entiendan y valoren mucho más aquello que se está haciendo", ha comentado.

"Proyectos de este tipo ratifican nuestros objetivos porque creemos que, hoy mas que nunca, son necesarias iniciativas pausadas, con conexión con las personas y el entorno, algo que genera además inspiración para los artistas. Si no encontráramos esto en Alfamén no tendría sentido este proyecto", ha concluido Martínez.

ASALTO, PIONEROS EN ARTE URBANO

El primer 'Festival Asalto' llevado a cabo por la asociación homónima se celebró en el año 2005 en Zaragoza. Esta organización invitaba a mirar, por primera vez, las fachadas y los muros de la ciudad en un evento pionero que abrió el camino de los festivales en toda España. Desde entonces, creadores de todo el mundo han dejado en Zaragoza un legado de más de 100 obras, cifra que sigue creciendo.

La asociación Asalto celebra cada año, además del festival, numerosos eventos, talleres y festivales que tienen lugar en lugares como Alfamén, Fuendetodos, Huesca o Avilés y en los que colaboran con organizaciones y empresas como Acción contra el Hambre o Ámbar, entre otras.