26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 27 de noviembre de 2014

    El paciente está estable y con una mínima sintomatología

    El caso sospechoso está pendiente de la confirmación analítica

    ZARAGOZA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El paciente ingresado en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza, por un posible caso de Ébola, un hombre de 31 años, originario de Mali, y vecino de Monzón (Huesca), se encuentra estable y presenta una mínima sintomatología inespecífica, según ha informado el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón.

    Hasta la finalización del procedimiento diagnóstico, confirmando o descartando Ébola de forma definitiva, el paciente permanecerá en aislamiento estricto.

    Mediante auto judicial, se ha ratificado la medida acordada por el director general de Salud Pública en su resolución de ayer, consistente en el aislamiento domiciliario de las personas con contactos estrechos (compartían domicilio) con el paciente hasta conocer los resultados definitivos, siguiendo el protocolo establecido para esta enfermedad. Los servicios sociales están en contacto con estas personas para atender las necesidades que pudieran tener.

    El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha activado este miércoles a las 14.10 horas el protocolo sanitario ante la aparición de un caso sospechoso de Ébola en Monzón. El joven de Mali regresó el pasado día 23 de noviembre a España, tras haber estado de vacaciones en su país, estando en algún momento de su estancia en su capital, Bamako.

    El paciente tras sentirse mal se puso ayer en contacto telefónico con el centro de salud de Monzón e indicó a los servicios sanitarios que tenía fiebre, dolor de garganta y cefalea.

    Al coincidir tres de los síntomas contemplados en el protocolo sanitario del Ébola, y proceder de uno de los países de riesgo, se decidió el aislamiento en su domicilio y su posterior traslado, mediante una ambulancia del 061 preparada para transportar pacientes con enfermedades infeccionas, al Hospital Royo Villanova de Zaragoza, centro de referencia en Aragón para esta enfermedad, donde se encuentra ingresado.

    La ambulancia entró en el centro sanitario por una zona habilitada para estos casos de emergencia y, una vez en el interior, el paciente fue trasladado, con las medidas de seguridad previstas en el protocolo, a la cuarta planta del hospital. Se trata de una planta preparada ante un posible caso de esta enfermedad. Tiene cinco habitaciones de presión negativa y no hay ningún paciente más hospitalizado en ella.

    Una vez en planta, una enfermera supervisada por un facultativo médico especialista del Servicio Aragonés de Salud le realizó la extracción de sangre, que fue enviada a medianoche al Centro Nacional de Epidemiología de Majadahonda (Madrid.

    OPERATIVO EN MONZÓN

    El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha mantenido informada en todo momento a la alcaldesa de Monzón del desarrollo de los acontecimientos.

    Además, desde el Servicio Aragonés de Salud y desde el Ayuntamiento de Monzón, se mantuvo una reunión con los vecinos del inmueble del caso sospechoso de Ébola. En este encuentro se explicó la situación, además de resolver las posibles dudas que tuviesen al respecto. Así, se les trasladó la posibilidad de hacer vida normal a los vecinos sin ningún problema para su salud ni para la de los demás.

    Desde la Dirección General de Salud Pública, los vecinos serán informados puntualmente sobre el caso a efectos de tomar las medidas necesarias ya sea un caso positivo o negativo.

    El Departamento de Sanidad ha transmitido un mensaje de tranquilidad a la población aragonesa, ya que la Comunidad está preparada para hacer frente a estas situaciones y el protocolo sanitario se ha puesto en marcha según lo previsto. Asimismo se recuerda que se trata de un caso sospechoso, pendiente de confirmación analítica.