26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 22 de abril de 2008

    El PAR se opondrá a "cualquier trasvase del Ebro" y avisa de que Aragón ha demostrado su capacidad cuando está unido

    ZARAGOZA, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El Partido Aragonés (PAR) afirma, en el manifiesto elaborado con motivo del 23 de Abril, festividad de San Jorge y Día de la Comunidad Autónoma, que se opondrá a "cualquier trasvase del Ebro" y avisa de que Aragón ya ha demostrado de qué es capaz cuando está unido.

    "Ahora que se oyen nuevas y viejas voces de trasvase, a punto de presentarnos ante el mundo como una tierra que ama el agua, es necesario reafirmar que nos opondremos a cualquier trasvase del Ebro y que Aragón ya ha demostrado lo que es capaz de conseguir cuando apoya unido una idea", aseguran los regionalistas.

    El PAR indica, que Aragón avanza, progresa", pero queda "mucho" para conseguir que "el Estado" dé un trato justo a la Comunidad.

    Los regionalistas "queremos huir del triunfalismo y la autosatisfacción que se apoya en el crecimiento económico del último año, pero también de la lamentación por las oportunidades perdidas", indican en el manifiesto elaborado con motivo del Día de San Jorge.

    Aragón vive un momento "trascendente", señalan. "Después de ver cómo durante décadas parte de su población buscaba fuera el futuro que no encontraba aquí, estamos en condiciones de ofrecer a los aragoneses las mejores oportunidades y un reparto justo del bienestar y la riqueza".

    También señalan que "el Estatuto de Autonomía, aprobado en 2007 y aún por desarrollar, nos abre amplios caminos de desarrollo que, de ninguna forma, vamos a desaprovechar".

    La autonomía política "está consolidada y nos ofrece muchos recursos para impulsar el desarrollo económico y social en Aragón, si sabemos gestionarlos con imaginación, nuevas ideas y, sobre todo, convencidos de que podemos conseguir nuestros objetivos", continúan los regionalistas, quienes estiman que "queda mucho que negociar con Madrid para mejorar en autonomía financiera y mucho, también, de exigir para que el Estado trate a Aragón de forma justa, tal como merece nuestra historia y lo que aportamos al proyecto de España".

    En todo caso, "cada vez dependemos más de nosotros mismos y esa debe ser nuestra fuerza", apuntan desde el PAR. Hoy, en 2008, "el futuro está en nuestras manos" y "no necesitamos mirar para otro lado y esperar que desde fuera nos resuelvan los problemas".

    Según el PAR, están "protegidos y garantizados nuestros recursos naturales y nuestras posibilidades de desarrollo en el Estatuto", por lo que "hemos de poner en marcha una nueva forma de reivindicación que se apoye, antes que nada, en nuestra capacidad para hacer bien las cosas".

    Aunque se anuncian dificultades por el contexto económico, "Aragón está fuerte y ese impulso nos permitirá hacer de esta compleja coyuntura una nueva oportunidad".

    Además, "nos queda mucho por avanzar y sólo con perseverancia y calidad podremos consolidar la sociedad de oportunidades y progreso que queremos para los aragoneses". El partido "está comprometido con la Comunidad, pero más aún con quienes han decidido vivir en ella. Para el PAR, cada aragonés es lo más importante. Trabajamos por sus derechos, su calidad de vida, su bienestar y su futuro".

    Este año 2008 Aragón y Zaragoza se exponen ante los ojos del mundo, recuerda el PAR. Hace doscientos años Aragón y Zaragoza vivieron aquellos trágicos Sitios "que redujeron a escombros lo mejor de una ciudad y una sociedad floreciente".

    Ese camino bicentenario "debe ser un modelo de superación de la adversidad, algo que esta querida tierra aragonesa esta acostumbrada a afrontar".

    En el mundo de las sociedades complejas resulta especialmente necesario hacer compatibles la conexión fluida e inmediata con las grandes redes globales del conocimiento, la riqueza o el bienestar y los vínculos más fuertes y personales con la sociedad más próxima, esa en la que transcurre nuestra vida diaria, indican.

    Por eso, en el día de San Jorge, en nuestra fiesta colectiva, el PAR invita, de nuevo, a los aragoneses "a que se sientan parte de esta comunidad y a que contribuyan cada día a hacerla más pujante y fuerte, más justa y cohesionada, más abierta al mundo y consciente de si misma".