24 de enero de 2021
1 de diciembre de 2020

El Plan especial de Zamoray-Pignatelli actuará en los equipamientos, vivienda y viario público

El Plan especial de Zamoray-Pignatelli actuará en los equipamientos, vivienda y viario público
Plano del Plan especial de Zamoray-Pignatelli del Casco Histórico de Zaragoza - DANI MARCOS

Víctor Serrano asegura que "se desalojará a los delincuentes que además creen problemas de convivencia"

ZARAGOZA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza Víctor Serrano, ha presentado el Plan Especial de Protección y Mejora Zamoray-Pignatelli, en el distrito del Casco Histórico, que actuará sobre los equipamientos, el viario público y la vivienda.

En el primer ámbito se contempla crear un equipamiento cultural en la plaza José María Forqué, que actúe de conexión con las calles próximas y se dedicaría a museo arqueológico andalusí de los hallazgos que están en perfecto estado de conservación para hacerlos visibles. Además se reordenaría la plaza para hacer más atractiva la zona.

En este entorno está el proyecto de la residencia de estudiantes en el antiguo cuartel de Pontoneros como elemento dinamizador de la estructura social del barrio. Además de crear pisos tutelados para personas mayores en solares vacíos.

VIARIOS

La segunda línea sería intervenir en los viarios de la zona con 6 acciones específicas y el orden de prelación indica que se iniciaría en la reurbanización de la zona de la iglesia de Santiago y plaza de San Lamberto para ganar en arbolado y espacio peatonal, que podría comenzar en unos cinco meses y con un presupuesto de alrededor de 1,5 millones de euros.

Una partida de 1,1 millones tendrían la urbanización de las calles Pignatelli, Ramón y Cajal y Madre Rafols para tener unidad paisajística e intervenir en el pavimento, iluminación y arbolado para integrar los edificios públicos.

La tercera sería la urbanización del tramo entre las calles Agustina de Aragón, Cerezo y Mayoral, con un total de 1.228 metros cuadrados en los que se mejorará el arbolado, mobiliario y pavimentación.

La cuarta línea es la mejora de la superficie de la plaza José María Forqué, que es "dura urbanísticamente y muy poco transitada, que además crea un efecto barrera al partir la zona en dos", ha descrito Serrano; la quinta es la plazuela entre las calles Agustina de Aragón y Miguel de Ara donde se crearán dos pequeñas plazas para que haya juegos para niños y personas mayores y alguna terraza de hostelería; y la última es la reurbanización de las calles La Palma y Escopetería para ganar en anchura, mejorar el pavimento, mobiliario y luminarias además de crear plazuela y tendría una dotación de unos 900.000 euros.

VIVIENDA

La tercera línea atañe a la vivienda y son operaciones amplias en manzanas completas, sin tirar edificios porque muchos están catalogados y los vecinos "no quieren perder la esencia de barrio", ha contado Serrado para agregar: "no tiene sentido ir a una operación quirúrgica invasiva sino de bisturí, mediante el estudio de detalle".

Se centrará en la población joven para favorecer su emancipación e incorporar nuevas familias, además de mejorar la vida de las personas mayores y ofrecer talleres de economía social.

En rueda de prensa, Serrano ha informado de que en el presupuesto de 2021 habrá una partida que se dará a conocer cuando se tenga avanzado el documento.

Ha explicado que este plan comenzará por la actuación en los viales porque "no hay problema de equipamientos, que tienen en general un buen nivel" y porque las acciones en vivienda exigen de instrumentos de desarrollo urbanístico, que no son a corto plazo al requerir de estudio de detalle. "Lo más potente es empezar a regenerar y embellecer el entorno urbano desde los viales".

Su previsión es que el Plan especial se pueda aprobar de forma inicial en diciembre y en enero de forma definitiva en el primer pleno del año.

En dos años se completarían las seis actuaciones y ha contado que es complejo porque habrá procesos expropiatorios que "no son rápidos" aunque antes se intentará llegar a acuerdos con los propietarios.

DESALOJOS

Ha relatado que ha encargado al servicio de inspección de urbanismo la actualización de edificios en los que se puede intervenir no solo de forma técnica, sino con un nuevo parámetro como es la salubridad y la habitabilidad para que la edificación "no sirva de amparo para la comisión de delitos".

En este sentido, ha sido rotundo al afirmar: "intervendremos en todas las viviendas ocupadas que afectan a la convivencia y seguridad del barrio porque los propios vecinos explican que hay otras situaciones de ocupación por familias, que no causan problemas y tienen a los hijos escolarizados y los consideran unos vecinos más, que no les se va a desalojar".

Serrano ha reiterado que el desalojo será de los que utilizan las viviendas con fines delictivos porque "venden droga o la esconden o crean problemas de convivencia", pero "no se desaloja a nadie que no cree problemas de seguridad".

Asimismo, ha dicho que "se intervendrá en los edificios que además no son de titularidad municipal y se hará con todos los instrumentos para su desalojo y en colaboración con la Delegación del Gobierno de Aragón".

Ha contado que también se ha hablado con la Fiscalía para dejar claro: "tenemos la obligación de atender a los problemas de seguridad en la zona".

A su parecer, hay que intervenir "ya" porque no se puede permitir que una zona emblemática "se vaya de las manos" y ha alertado de que se corre ese riesgo. "Las administraciones tenemos que trabajar y dar el mensaje de tranquilidad a los vecinos y creo que vamos a vencer esta degradación, pero es grave y exige adoptar medidas de urgencia y ya".

DATOS

Este Plan especial hace una foto de la zona demográfica con una media de edad no envejecida porque hay mucha población joven, pero sin arraigo y de origen extranjero. La renta es el 71,6 por ciento respecto a la que tiene el zaragozano medio, un 55 por ciento son extranjeros de los que un 22 por ciento están en viviendas que tiene más de una unidad familiar.

Tiene una densidad alta, de más de 500 habitantes por hectárea con pocos ascensores en las viviendas y el valor del suelo es negativo que es un "drama urbanístico", ha observado Serrano porque para edificar un nuevo edificio el propietario "debería regalarlo y además poner dinero", ha destacado.