23 de enero de 2020
11 de diciembre de 2019

El pleno de la DPZ aprueba los proyectos de las plantas de transferencia de residuos de Ejea y Quinto

Rechazada una moción del PP que pedía detectar las escombreras irregulares y coordinación institucional para eliminarlas

El pleno de la DPZ aprueba los proyectos de las plantas de transferencia de residuos de Ejea y Quinto
Pleno de la Diputación Provincial de Zaragoza. - EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado este miércoles, 11 de diciembre, con carácter inicial y por unanimidad, los proyectos de obra de dos de las seis plantas de transferencia de residuos que la institución va a poner en marcha dentro del servicio público Ecoprovincia, en concreto, las de Ejea de los Caballeros y Quinto de Ebro. La construcción de la primera tiene un presupuesto de 885.234 euros y la de Quinto, de 911.388.

El objetivo de Ecoprovincia es que todos los ayuntamientos zaragozanos puedan llevar sus residuos al vertedero de la capital aragonesa, cumpliendo así la directiva europea que les obliga a reciclar al menos la mitad de sus basuras en el año 2020, ha recordado el presidente de la institución provincial, Juan Antonio Sánchez Quero.

Las plantas de Ejea y Quinto recibirán los desechos de cuatro comarcas zaragozanas y las compactarán para facilitar su posterior transporte hasta el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ), el único de Aragón que permite alcanzar los porcentajes de reciclado que exige la legislación.

El presidente de la DPZ ha detallado que con estos dos proyectos "ya tenemos aprobadas tres de las seis plantas de transferencia" ya que en un pleno anterior se dio el visto bueno a la de La Almunia de Doña Godina, por 1.116.235 euros.

Sánchez Quero ha confiado que en enero puedan aprobarse las tres pendientes, las de Calatayud, Borja y Alagón y ha remarcado que cuando estén en funcionamiento las seis plantas se conseguirá evitar la emisión de unas 80.000 toneladas de CO2 cada año y se crearán unos 20 puestos de trabajo.

PRESUPUESTO TOTAL

Sánchez Quero ha explicado que, conforme se han ido redactando los proyectos, se ha comprobado que el coste total de la construcción de las seis plantas va a ascender a 5,2 millones de euros, casi un millón más de lo calculado inicialmente.

Esa cantidad será asumida íntegramente por la DPZ, en cuyo proyecto de Presupuestos para 2020 ya se han habilitado partidas. Además, la institución también pagará los 1,6 millones de euros anuales que costarán el funcionamiento de las plantas y el transporte de los residuos hasta Zaragoza capital.

El presidente de la DPZ ha informado de que, en paralelo a la tramitación de las plantas de transferencia, "estamos trabajando para sacar a concurso la gestión" de las mismas y el transporte hasta el CTRUZ.

Ha subrayado que el objetivo es que todas las instalaciones estén terminadas a finales del año que viene, de forma que "estaremos cumpliendo la ley" de Residuos y Suelos Contaminados ya que ha recordado que está previsto aprobar una moratoria para que la obligación de reciclar el 50 por ciento de los residuos "entre en vigor en diciembre de 2020".

"Estoy convencido, tal y como estamos realizando los trabajos, de que en el último trimestre, puede ser octubre o noviembre, ya estarán en funcionamiento" todas las plantas, a no ser que quede desierta alguna licitación para su funcionamiento, lo que "nos retrasaría". Ha añadido que todas las plantas ya tienen aprobadas por Endesa las condiciones de suministro.

ESTADO DE TRAMITACIÓN

El presidente ha adelantado que la Diputación de Zaragoza tiene previsto sacar a concurso en las próximas semanas la construcción de la planta de transferencia de La Almunia y estará en funcionamiento sobre julio y agosto.

Las plantas de Ejea y Quinto se podrán licitar en cuanto los proyectos estén aprobados definitivamente, mientras que las de Calatayud y Alagón están en fase de adjudicación de la redacción del proyecto.

La de Borja se encuentra en fase de cesión a la DPZ de las instalaciones actuales, que se reformarán para adaptarlas a las necesidades del servicio Ecoprovincia.

La planta de transferencia de Ejea se construirá en las inmediaciones del punto limpio de la capital cincovillesa y recibirán los residuos de toda la Comarca de las Cinco Villas, unas 12.000 toneladas anuales en total.

Por su parte, la planta de transferencia de Quinto también se levantará en las inmediaciones del punto limpio del municipio y recibirán las basuras de tres comarcas --la Ribera Baja del Ebro, el Campo de Belchite y el Bajo Aragón-Caspe--, unas 10.000 toneladas anuales en total.

ESCOMBRERAS

Por otra parte, el pleno ha debatido una moción propuesta por el PP y enmendada por Ciudadanos, que planteaba distintas medidas para suprimir las escombreras irregulares que existen en los municipios de Zaragoza, que ha sido rechazada al recibir 12 votos a favor de 'populares', Cs y Vox y 15 en contra de PSOE, En Común-IU y Podemos-Equo.

El diputado del PP, Luis Bertol, ha subrayado que la presencia de escombreras es un "gravísimo problema" ambiental, de impacto visual y económico para los municipios y su limpieza requiere de "cantidades ingentes de dinero", del que no disponen las localidades más pequeñas.

Por eso su partido, proponía que la DPZ realizara un estudio y detectara dónde existen escombreras o vertederos irregulares, así como valorar económicamente el coste que supondría la retirada de los vertidos, la reposición y restauración del terreno.

Igualmente, y tras la modificación propuesta por Cs en su enmienda, instaba al Gobierno de Aragón, al equipo de gobierno de la DPZ y a todos los municipios a destinar de manera conjunta y coordinada los medios económicos para, dentro de las competencias de cada institución, erradicar estos vertederos.

El diputado del PSOE, Francisco Compés, ha calificado de "oportunismo político" esta iniciativa, que "traslada el problema a otra institución" y que refleja que se desconoce "qué está haciendo la DPZ".

El diputado de Cs, Nicolás Cativiela, ha recordado que su grupo presentó una iniciativa similar en marzo de 2018, que el PP votó en contra, que pedía realizar un diagnóstico y conocer cuántos vertederos irregulares existen en la provincia, así como actuar de manera coordinada para solucionar el problema.

CONCIENCIACIÓN

La diputada de En Común-IU, Elena García, ha dicho que si bien hay que solucionar esta cuestión, "no es una competencia propia de diputación" y por eso "no compartimos" la moción, ha pedido concienciación ambiental a la ciudadanía y ha considerado que todos los ayuntamientos deberían tener una ordenanza "para que todo productor y poseedor de residuos los entregara a un gestor autorizado y cumplir el principio de quien contamina paga".

La diputada de Podemos-Equo, María Susana Palomar, ha recordado que ya en 2010 el Gobierno de Aragón realizó un estudio y ahora la dirección general de Cambio Climático se está coordinando tanto con el Ejecutivo central, como la Unión Europea y va a trabajar con los municipios porque "no se trata de poner tiritas, sino de cambiar el modelo".

El presidente de la DPZ ha cerrado el debate recordado que la institución ha aportado medios para el sellado de vertederos, actuando en 2018 y 2019 en un total de 73 municipios, el 25 por ciento del total, "y si seguimos actuando podremos llegar a todos", al tiempo que se ha comprometido a estudiar "en profundidad" y analizar la solución a este problema, para remarcar que no solo hay que actuar en el sellado, sino determinar "donde se llevan los residuos".