1 de marzo de 2021
30 de marzo de 2014

Policía Local y DGT ponen en marcha una nueva campaña de control de los límites de velocidad

Policía Local y DGT ponen en marcha una nueva campaña de control de los límites de velocidad
GUARDIA CIVIL

ZARAGOZA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Zaragoza y la Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollarán entre el 31 de marzo y el 6 de abril una campaña de control de los límites de velocidad con el objetivo de reforzar los niveles de seguridad vial de los conductores y los peatones.

Circular con una velocidad adecuada podría evitar una cuarta parte de los muertos en accidente de tráfico que se producen en España, ha indicado el Ayuntamiento de Zaragoza.

Aunque las sucesivas campañas que se realizan consiguen la reducción de infractores, Policía de Zaragoza y DGT han coincidido en la importancia de trabajar de manera continua en el refuerzo de los buenos hábitos, orientados a conseguir la siniestralidad cero.

En Zaragoza, la última campaña de control de la velocidad se ha realizado el pasado mes de agosto, con un total de 18.510 vehículos controlados, de los que 197 fueron denunciados, el 1,06 por ciento del total, que revelaba un ligero descenso respecto a otros cómputos.

Los expertos resaltan la importancia de desarrollar estas campañas generales en los entornos urbanos, porque se trata del primer ámbito donde los conductores interiorizan sus comportamientos.

POSIBILIDADES DE SOBREVIVIR

El exceso de velocidad ha estado presente en el 11 por ciento de los accidentes con víctimas que se produjeron en 2012, según datos de la DGT. Pero además, de agravar los efectos de las salidas de vía y las colisiones, la velocidad por encima de los límites preestablecidos tiene consecuencias drásticas en los atropellos.

De hecho, un peatón arrollado por un coche a 50 kilómetros por horas tiene un 80 por ciento de posibilidades de fallecer; porcentaje que disminuye al 10 por ciento si el móvil circula a 30 kilómetros por horas. Sin embargo, a 80 kilómetros por horas el peatón tiene pocas posibilidades de salvarse . A esa velocidad, un automóvil necesita también mucho más espacio para detenerse. Se calcula que debería disponer de una distancia superior a las dimensiones de un campo de fútbol para parar en condiciones de seguridad.

La Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación fijan las normas aplicables a los límites genéricos y específicos de velocidad, así como el Código Penal, en los casos en los que se circula sobrepasando en 60 kilómetros por horas los límites impuestos en los cascos urbanos, y en 80 kilómetros por horas en las vías interurbanas.

Además, la Ley del permiso por puntos establece pérdidas en función de la gravedad del incumplimiento. Desde que ha entrado en vigor esta ley, más del 40 por ciento de las sanciones y más del 48 por ciento de los puntos detraídos lo han sido por exceso de velocidad en toda España.