12 de agosto de 2020
5 de julio de 2010

Socorrista, camarero, animador comunitario y vigilante de seguridad, algunas de las ocupaciones más demandadas en verano

ZARAGOZA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) ha elaborado un informe sobre las ocupaciones de verano. Se trata de un estudio que recoge información sobre las pautas de contratación del año 2009, así como de los trabajos más demandados durante el periodo estival.

El documento refleja, por una parte, las ocupaciones más contratadas durante estos meses: peones agrícolas, personal de limpieza, peones de industria manufacturera, camareros, dependientes o albañiles. Por otra, destacan aquellas que acumulan su contratación especialmente en los meses estivales, como peones agrícolas y de industria manufacturera, de nuevo, pero también camareros, animadores comunitarios, vigilantes, montadores de estructuras metálicas, conserjes, músicos o socorristas de piscinas.

También, indica que la contratación realizada en el período que va desde junio a septiembre es más relevante que la de otras épocas del año. En 2009, en esos meses, se firmaron 145.617 contratos en Aragón, un 39,14 por ciento de los registrados en el año.

El año pasado, tres de estos cuatro meses fueron los que acumularon mayor cantidad de contratos en cómputo mensual: junio lideró el año con 39.660, seguido muy de cerca por septiembre, con 39.633 y julio, que en principio suele ser el mes con más contratos, bajó a la tercera posición con 38.728.

Por lo que respecta al género, durante la época estival la brecha entre hombres y mujeres se amplia ligeramente. En agosto de 2009, el 56,49 por ciento contratos fueron rubricados por varones. En cuanto a la edad, hay que destacar que la participación de los jóvenes en el mercado laboral aumenta durante los meses de verano. El año pasado 30por ciento de los contratos firmados en estos meses lo fueron por trabajadores menores de 25 años.

Por sectores económicos, el sector Servicios acaparó el 68 por ciento de la contratación, seguido por la Construcción, 10,29 por ciento, la Industria, 8 por ciento, y la Agricultura, 14 por ciento. Este último es el único que incrementa fuertemente su peso durante el verano.

La directora del Inaem, Ana Bermúdez, ha indicado que "en el estudio estamos hablando de una serie de actividades que están vinculadas a la estacionalidad y nos estamos refiriendo específicamente a algunas actividades relacionadas con la agricultura y con algunos servicios".

Ha añadido que si bien en Aragón, hostelería y ocio son actividades que tienen importancia durante el verano no tienen tanto peso como puede suceder en otras comunidades autónomas en las que el peso del turismo es una actividad esencial".

La directora del Inaem ha subrayado que "a pesar de la situación de crisis, más del 39 por ciento de los contratos que se celebran en el año se hacen estos meses de verano, de junio a septiembre".