20 de noviembre de 2019
  • Martes, 19 de Noviembre
  • 31 de enero de 2008

    Transversal publica una novela del turolense Francisco Oliver sobre el contexto almogávar de la leyenda de los amantes

    TERUEL, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La editorial Transversal ha publicado una novela histórica del turolense Francisco Oliver sobre el contexto almogávar de la leyenda de los amantes de Teruel, informan en una nota.

    Desde 1997, coincidiendo con San Valentín y durante cuatro días en la ciudad de Teruel se recrea el siglo XIII. En concreto, "Las Bodas de Isabel", una multitudinaria y rigurosa recreación del marco histórico sobre el que se edifica una de las leyendas románticas más celebradas: Los Amantes de Teruel.

    Durante el día de las Bodas, las calles de la ciudad se llenan de nobles, clérigos, trovadores, ganapanes y vulgo variopinto en un espectáculo declarado Fiesta de Interés Cultural y que implica la colaboración de toda la ciudad y la presencia de miles de visitantes.

    Entre toda esta barahúnda llama poderosamente la atención una gleba almogávar. Soldados de fortuna de feroz aspecto. Entre ellos cabalga Diego de Marcilla, de vuelta a la ciudad tras cinco años de aventuras. Llega demasiado tarde.

    La historia es sobradamente conocida. La negativa a un beso, una muerte fulminante, Isabel de Segura llegando a la conclusión de que tal vez ha sido demasiado rígida y más muertes súbitas. Pero de algún modo, la pregunta pendiente es dónde demonios ha estado Diego de Marcilla todo este tiempo.

    Una pregunta a la que trata de responder la novela "La Promesa", de Francisco Oliver Jarque, a lo largo de 450 páginas cargadas de aventuras y en las que el autor nos pasea desde Occitania al Al Ándalus, ubicando a Diego como testigo y activo protagonista de la Cruzada Albigense, donde conocerá a las Damas de "Las Cortes de Amor" y el mundo de los trovadores, tendrá acceso a las intrigas de los harenes califales, y vivirá en primera línea, junto a caballeros y monjes guerreros, batallas como las Navas de Tolosa o el desafío de Muret.

    La característica más acusada del relato es la amenidad y el rigor. No en balde Oliver Jarque es toda una autoridad en la documentación histórica de los almogávares, como fuerza de combate fronteriza en la meseta aragonesa (y de ahí a los campos de batalla de media Europa). Es, pues, una novela definitiva en lo tocante a estos míticos guerreros, tan amena como rigurosa en sus planteamientos.

    No podía ser de otro modo. El propio autor es un referente en el movimiento "recreacionista", entre el hobby y la documentación, una corriente en auge que acerca al gran público la realidad de elementos históricos a menudo desvirtuados.