26 de mayo de 2020
17 de agosto de 2009

Los vecinos de Lechago (Teruel) asumen "los retrasos" de las obras de restitución y piden que "empiecen ya"

TERUEL, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de Lechago siguen esperando a que se ejecuten las obras de restitución por el embalse de esta localidad y que acumulan largos retrasos. Desde la Asociación Amigos de Lechago, hoy destacaron que el pantano "ya está acabado", pero siguen sin saber nada de las restituciones.

Agustín Martín, portavoz de la Asociación, afirmó a Europa Press "ya hemos sufrido al penuria de todos estos años de espera", así que pidió que "empiecen ya". Según dijo, "asumimos los retrasos, quien debería hacerlo es la Administración, pero aún no lo ha hecho".

Martín recordó que el próximo 28 de octubre finaliza el plazo para la presentación de ofertas para la ejecución de las obras de la primera fase de los trabajos de restitución "luego habrá que estudiar, adjudicar así que este año está perdido totalmente". Según Martín, "hasta el año que viene, como pronto, no veremos cómo empiezan las obras" que, tienen un plazo de ejecución de dos años.

A juicio de este vecino Lechago, con esto "la Administración ha alargado los trámites para pasar el año que si acaba con la obra adjudicada nos podemos dar con un canto en los dientes". Martín afirmó que "llevamos retraso porque el compromiso era que las obras se iniciaran de forma paralela a la construcción del embalse, pero ya está acabado (pendiente de las pruebas de carga y la ejecución del Plan de Seguridad) y no hemos visto ninguna de las restituciones".

Además, recordó que sólo es la primera fase la que está en licitación, "de la segunda ni siquiera se ha aprobado el proyecto, así que tardaremos muchos más años todavía".

Martín también apuntó que habrá que esperar a los Presupuestos Generales del Estado para conocer cuál es el "verdadero compromiso" del Gobierno Central. En este sentido, recordó que la primera fase de las obras habla de una inversión de 13 millones de euros. A su juicio, "debería aparecer la mitad de esta cantidad el año que viene, y el resto el siguiente". Si aparece menos, manifestó Martín, "será una mala señal. Si no aparece nada, como este año, ya ni te cuento".