9 de marzo de 2021
11 de septiembre de 2008

Zaragoza.- Belloch dice que la Milla Digital "no se tiene porqué ver perjudicada" desde el ámbito público

ZARAGOZA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, señaló hoy que el desarrollo del proyecto Milla Digital "no se tiene por qué ver perjudicado" desde el ámbito público, para matizar que desde el sector privado "sí se podría retrasar" al argumentar que hay una falta de demanda en la venta de suelo.

Belloch recordó que este proyecto cuenta con una dotación de 23 millones de euros concedidos por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Tecnología que "posibilitan el desarrollo de este proyecto" en el que se recogen iniciativas como el CaixaForum.

En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde indicó que debido a la crisis económica y la postexpo se puede producir una desaceleración en las inversiones que comparó con un "postparto y los riesgos de depresión postparto entre la ciudadanía y el sector inmobiliario y financiero".

No obstante, para afrontar esta situación aseguró que desde el Ayuntamiento de Zaragoza se trabajará en la construcción de vivienda protegida, centrada especialmente en Valespartera y Arcosur. Belloch presidió hoy la IV reunión del Comité Internacional de Expertos que asesora al Ayuntamiento de Zaragoza en sus iniciativas para el desarrollo de la Sociedad de la Información y para la realización de nuevos proyectos de innovación digital urbana, especialmente en el proyecto Milla Digital.

Este Comité, presidido por el prestigioso profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) William J. Mitchell, está integrado por diez personalidades entre las que figuran algunos de los especialistas de mayor relevancia mundial en estas especialidades, como Manuel Castells, Peter Hall o Saskia Sassen. Antes de comenzar la sesión de trabajo visitaron el Digital Water Pavilion en el que "han disfrutado muchísimo" reconoció Belloch, al tiempo que apuntó que este proyecto se concibió en la Expo Aichi 2005 (Japón) por lo que William J. Mitchell "lo contemplaba como un hijo suyo".