20 de marzo de 2019
  • Martes, 19 de Marzo
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 17 de junio de 2008

    Zaragoza.- La DPZ exalta con sus Medallas de Santa Isabel las "virtudes y valores cívicos" de cinco personalidades

    ZARAGOZA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Diputación Provincial de Zaragoza aprobó hoy por unanimidad, en una sesión plenaria extraordinaria, la concesión de las Medallas de Oro de Santa Isabel a Vicente González Loscertales, Bruno Catalán, José Manuel Paz y Agüeras, Luis Alegre y Miguel Plou Gastón. Con esta distinción, la Institución Provincial pretende "exaltar virtudes y valores cívicos que consideramos ejemplares y dignos de ser asumidos como propios e imitados por la sociedad zaragozana", según explicó el presidente de la DPZ, Javier Lambán.

    En declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de iniciarse el pleno, Lambán indicó que también se intenta "acomodarnos a las circunstancias por las que atraviesa la sociedad zaragozana" a la hora de conceder los máximos galardones de la Diputación de Zaragoza.

    Por ello, este año se reconoce la labor de Vicente González Loscertales y José Manuel Paz y Agüeras, "dos importantes diplomáticos vinculados a Zaragoza" de los que "hemos querido reconocer sus esfuerzos para que la Expo fuera una realidad".

    Además, se distinguirá a Luis Alegre por su dedicación al séptimo arte y a potenciarlo en Aragón; a Bruno Catalán, "nacido en el Cuarto Espacio zaragozano y que ha llegado a la cima de Cajalón", realizando una labor "muy apreciada por los municipios"; y a Miguel Plou "un autodidacta que ha sabido poner su pluma al servicio de los pueblos", comprometiéndose "con la historia de Zaragoza, de Aragón y de sus municipios".

    En la concesión de las Medallas, asimismo, "hemos perseguido la unanimidad" en las propuestas de todos los grupos para conseguir que "el 4 de julio sea otra fecha relevante en el marco de la Expo", señaló Lambán.

    En este sentido, la Diputación de Zaragoza celebrará la festividad de su patrona en dos escenarios: en la Muestra Internacional, en el recinto de Ranillas, y en la Iglesia de San Cayetano (Real Capilla de Santa Isabel de Portugal).

    Así, el 3 de julio, en la Expo, se celebrará la fiesta de los municipios con la presencia de los alcaldes y representantes políticos de la provincia y se entregarán los Premios Municipia. El 4 de julio, en la Iglesia de San Cayetano, tendrá lugar la tradicional entrega de las Medallas de Oro de Santa Isabel.

    LOS PREMIADOS.

    Vicente González Loscertales, (Sevilla, 1947), es doctor en filosofía por la Universidad de Madrid. A lo largo de su trayectoria profesional ha ocupado diversos puestos como alto cargo de la Administración, en desempeños relacionados con el Ministerio de Asuntos Exteriores, como el de director general adjunto para la Ciencia y la Cooperación Tecnológica o el de director general adjunto para la Cooperación con África y Asia.

    A partir de mayo de 1993 ocupó el cargo de secretario general adjunto del Bureau Internacional des Expositions (BIE) y desde diciembre de 1993 es secretario general de dicho organismo. Su apoyo a la candidatura de la capital aragonesa en la consecución de la Expo de 2008 fue decisivo. Asimismo, su visión de futuro y liderazgo internacional ha sido fundamental para esta cita internacional que va a marcar la historia de Zaragoza y toda su provincia.

    Para la DPZ, Luis Alegre (Lechago, 1962) es una de las personas "imprescindibles" del cine español de los últimos años. Es profesor, escritor, presentador de televisión, director de cine, guionista, director del Festival de Cine y de la Muestra de Cine de Tudela, colaborador de la Semana de Cine de Fuentes, del Festival de La Almunia de doña Godina y del de Málaga.

    Luis Alegre tiene su residencia habitual en Zaragoza "y gracias a él Zaragoza se ha convertido en fonda y lugar de reposo de los grandes del cine español". De su obra escrita destaca 'Besos robados. Pasiones de cine'; 'El apartamento/Belle Epoque'; 'Vicente Aranda: la vida con encuadre'; 'Maribel Verdú: la novia soñada' o 'Diálogos de Salamina: un paseo por el cine y la literatura'. En 2006 dirigió, junto a David Trueba, la película 'La silla de Fernando'.

    Por su parte, José Manuel Paz y Agüeras, (Zaragoza, 1946), es licenciado en Derecho y cuenta con el Diploma de Estudios Internacionales de la Escuela Diplomática. A lo largo de su carrera Diplomática ha desempeñado los cargos de vocal asesor en la Sección Española de la Comisión Internacional del estado Civil; vicesecretario general Técnico, en la Secretaría General Técnica; secretario general técnico, y embajador de España en la República de Zimbawe.

    También ha sido consejero técnico en el Gabinete técnico de la Subsecretaría, embajador de España en el principado de Andorra, vocal asesor en el Gabinete de la Subsecretaría, embajador de España en el Principado de Andorra, vocal asesor en el Gabinete de la Subsecretaría y embajador en Misión Especial para Operaciones de mantenimiento de la Paz.

    Bruno Catalán Sebastián, (Villaroya del Campo, 1945) se incorporó de joven a la plantilla de la recién nacida Caja Rural Comarcal de Calatayud, que en los años 70 tomaría su definitiva denominación de Caja Rural del Jalón (Cajalón) conforme se extiende por la provincia de Zaragoza.

    En marzo de 1977, el Consejo Rector de la Entidad lo nombró director general de Cajalón, que en ese momento contaba con una plantilla de 35 empleados, 43 oficinas y un pasivo de 635 millones de pesetas. En 1979 la Caja Rural del Jalón traslada su sede social a Zaragoza y en ese ejercicio alcanza los 1.589 millones de pesetas de recursos administrados. El día 17 de marzo de 2007, el consejo rector de Cajalón le nombró por unanimidad presidente de Cajalón. Bruno Catalán también fue promotor y gestor del grupo CECAR, estructura de cúspide de mas de 35 cajas rurales comarcales y locales.

    Por último, Miguel Plou Gastón (Letux, 1921) es un estudioso aragonés de las historias de numerosos municipios. Cursó sus estudios primarios en la escuela nacional del municipio con particular aprovechamiento, continuando sus estudios gracias al maestro del pueblo. Vivió en sus carnes la devastación de la Guerra civil que sufrió su pueblo y su propia casa, por lo que tuvo que volver a empezar.

    Su afición por la historia es tardía, aunque su afición por la literatura le viene desde chico, escribiendo diversos artículos costumbristas publicados en Amanecer, Heraldo de Aragón y en distintas revistas. Hacia el año 1980, alternando su afición con su vida laboral, empezó a ir de archivo en archivo. Han sido veintiséis años de investigación en archivos, abriendo legajos, buscando papeles y sacando a la luz muchos trabajos históricos.