20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 24 de febrero de 2008

    Zaragoza.- La FABZ y el Ayuntamiento se reúnen la próxima semana para abordar la Ordenanza Cívica

    ZARAGOZA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) y el Ayuntamiento de Zaragoza iniciarán la próxima semana reuniones formales para abordar el desarrollo de la Ordenanza Cívica después de que hasta ahora sólo se produjeran contactos previos para pulsar la opinión de los movimientos sociales.

    La reunión, cuyo día está por cerrar, la mantendrán el presidente de la FABZ y el consejero municipal de Presidencia y Acción Social, Fernando Gimeno con la finalidad de establecer "con la voluntad de ambas partes" un calendario para analizar los puntos más conflictivos, dijo en declaraciones a Europa Press, el presidente de la FABZ, Miguel ángel Mallén.

    La convivencia en la calle "es el principal escollo" reconoció Mallén al explicar que el texto del equipo de gobierno PSOE-PAR sobre la Ordenanza Cívica es un "batiburrillo de temas". Al respecto, criticó que "se mezclan los graffitis, la prohibición de tender ropa con vistas a la calle, el botellón o actitudes xenófobas".

    Mallén se mostró contrario a esta futura Ordenanza Cívica al entender que "no es necesaria en su conjunto" y se mostró partidario de regular o actualizar las actuales para "acomodarlas a los nuevos usos sociales".

    El presidente de la FAB fue tajante al apreciar que es "contraproducente" meter tantas cosas juntas" y sobre todo se mostró contrario al carácter "coercitivo" del texto del PSOE-PAR porque recoge multas "muy altas y las mínimas casi llegan al Salario Mínimo Interprofesional" por lo que rondarían los 512 euros.

    Desde la FAB "apostamos por la educación" sentenció Mallén para agregar que la libertad de expresión también "está muy condicionada" en el texto de la futura Ordenanza Cívica, al igual que la celebración de actos en los espacios públicos y que para Mallén sería "justamente un signo de vitalidad salvando los actos vandálicos y las conductas incívicas".