29 de marzo de 2020
17 de marzo de 2008

Zaragoza.- El Gobierno de Aragón acomete trabajos de sanidad forestal en un pinar afectado por la sequía en Valtorres

ZARAGOZA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, a través de la Dirección General de Gestión Forestal, está acometiendo trabajos de sanidad forestal en un pinar afectado por la sequía en Valtorres, en la provincia de Zaragoza.

La zona afectada es un monte de pino carrasco repoblado entre los años 50 y 60. Se trata de una zona de altas pendientes --con medias próximas al 35 por ciento--, con suelos fácilmente disgregables, alta escorrentía y con poca capacidad de retención del agua, donde la escasez de precipitaciones está ocasionando la muerte de ejemplares desde finales del verano de 2007.

Mañana comienzan los trabajos de limpieza del monte y retirada de vegetación seca, como medida de prevención de plagas. Pero la Dirección General de Gestión Forestal está realizando además diferentes estudios.

El objetivo es determinar los factores causantes de estos episodios de mortandad de vegetación, como son: análisis de suelos, modelos digitales del terreno, cálculo de las capacidades de retención de agua por el arbolado, tanto en el tronco como en las ramas, y en la medición de potenciales hídricos de los pies afectados.

También se están utilizando diferentes modelos o hipótesis que emplean parámetros bioclimáticos para poder predecir cómo o hacia donde van a evolucionar las masas forestales, con el objetivo de investigar los procesos que pueden provocar estas situaciones y proponer las medidas paliativas para disminuir los daños que se pueden ocasionar en las masas forestal gestionadas por el Departamento de Medio Ambiente.

LA SEQUÍA EN LA REGIÓN MEDITERRÁNEA.

Este pinar se encuentra en lo que se conoce como 'región mediterránea', que en los últimos años se ha caracterizado por un incremento de las temperaturas, una disminución de las precipitaciones y una distribución anómala de las mismas.

De hecho, en las últimas décadas, se están produciendo en las masas forestales de todo el sur de Europa procesos de decaimiento forestal, que afectan a diversas especies. Las causas de este decaimiento pueden ser diversas, y entre ellas se encuentran el estrés por déficit hídrico, aumento de la temperatura, y la irregular distribución de las precipitaciones a lo largo de los periodos vegetativos.

Aragón es un territorio frontera entre la vegetación centro-europea y la vegetación mediterránea, donde las modificaciones del clima hacia una mayor mediterraneidad afecta de forma importante a las especies sensibles.

Las masas forestales sometidas a déficits hídricos prolongados sufren procesos de cavitación (disminución de la conductividad de savia dentro de los árboles), ya estudiados y confirmados en la zona, que están favoreciendo su progresivo debilitamiento.

Este debilitamiento de los árboles ha favorecido la aparición masiva de insectos escolítidos perforadores de coníferas, que realizan galerías en los troncos de los pinos afectados, impidiendo la correcta circulación de la savia.

No son los perforadores los únicos causantes de los daños que están ocurriendo, ya que el proceso de decaimiento es un conjunto de factores interrelacionados entre sí, que terminan por causar la muerte a la masa forestal.