11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 14 de marzo de 2008

    Zaragoza.- Tarazona pone en funcionamiento la oficina para la rehabilitación del Centro Histórico de la ciudad

    TARAZONA (ZARAGOZA), 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Tarazona ha puesto en marcha la oficina para la gestión del Área de Rehabilitación del Casco Histórico (ARCH), con el que se va a rehabilitar gran parte del casco de la ciudad. En este programa participan junto al Consistorio turiasonense, el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Vivienda, y supondrá una inversión, durante los cuatro años de vigencia de más de seis millones de euros.

    Según explicó el concejal de Urbanismo, Luis José Arrechea, la oficina técnica se ubica en la tercera planta del nuevo edificio municipal. A través de esta "ventanilla única" se informará a los propietarios de las ayudas que podrán obtener por acogerse a este proyecto, denominado como Área de Rehabilitación del Casco Histórico, que pueden suponer hasta el 30 por ciento del presupuesto total de la obra.

    El coste del equipo técnico lo asumirá en un 40 por ciento el Ministerio de Vivienda, y el resto se lo reparten de forma igualitaria el Ejecutivo autónomo y el Ayuntamiento de Tarazona. Además el consistorio aporta el local de esta oficina.

    Dicho convenio tiene una vigencia de cuatros años, desde 2008 hasta 2011 y según subrayó Arrechea, "va a suponer un lavado de cara a parte del centro histórico de la ciudad, con importantes ayudas y subvenciones para los edificios afectados".

    El proyecto, cuya memoria técnica fue elaborada por los Servicios Técnicos Municipales, se centrará en la recuperación de edificios e infraestructuras de los barrios turiasonenses de El Cinto y la Judería. En concreto afectará a las calles Alfara, Conde, Aires, Arcedianos, Plaza de Nuestra Señora, Rúa Baja de Bécquer, Plaza de la Mata, Rúa Alta de Bécquer, plaza de Palacio y Plaza del Carmen Viejo.

    El objeto de las actuaciones se resume en la rehabilitación de edificios y viviendas, así como en la reurbanización total o parcial del ámbito considerado, comprendiendo, en su caso, las obras de demolición que sean precisas. Además de mejorar las urbanizaciones de las calles y los servicios de las mismas también se rehabilitarán edificios de titularidad pública destinados a equipamientos.