20 de septiembre de 2020
6 de agosto de 2020

El transporte público urbano pierde 32,5 millones de usos desde el inicio de la crisis sanitaria

El transporte público urbano pierde 32,5 millones de usos desde el inicio de la crisis sanitaria
El número global de usuarios del autobús en comparación con el año 2019 ha caído un 67,32% - EUROPA PRESS - ARCHIVO

ZARAGOZA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El transporte público urbano de Zaragoza ha sufrido, a lo largo de los últimos meses, la mayor caída de usuarios de su historia. Desde el 11 de marzo, unos días antes de la declaración del estado de alarma a consecuencia de la crisis del coronavirus--- hasta el 3 de agosto, el número total de viajeros se ha desplomado un 64,09% respecto a las fechas equivalentes del año, es decir, se han perdido 32.486.615 usos del transporte público.

En el caso del autobús urbano, si entre las fechas citadas de 2019 se registraron un total de 38.887.335 validaciones, en este año se ha alcanzado un 63,12% menos, es decir 14.341.401 usuarios. Para el tranvía, frente a los 11.794.629 viajeros de marzo-agosto de 2019, en el presente año han sido sólo 3.853.948 validaciones, un 67,32% menos.

El estado de alarma, que supuso el confinamiento general, llevó a cifras nunca vistas hasta ahora y realmente mínimas, sobre todo en fines de semana. A modo de ejemplo, el 5 de abril, en pleno estado de alarma, viajaron 7.458 personas en bus (130.820 el domingo equivalente del año anterior) y tan solo 982 personas en tranvía
(37.723 en 2019). Es decir, un 94,3% menos en el autobús y un 97,4% en el tranvía.

De manera progresiva, y conforme ha ido evolucionando la situación en las diferentes fases, así como las posibilidades de ocupación de los propios vehículos, también ha ido creciendo el número de usuarios aunque, en todo momento, han estado muy por debajo de sus cifras habituales. Los mejores datos se consiguieron a finales de junio y los primeros días de julio, aunque siempre han estado, como máximo,
un 30% por debajo de los números del año anterior.

El inicio del período vacacional, que implica menos desplazamientos a los lugares de trabajo y un descenso, también progresivo, en el número real de personas en la ciudad, ha generado un nuevo descenso en el número de viajeros. A eso se suma, además, el regreso a la Fase 2, primero flexibilizada y posteriormente íntegra, decretada por el Gobierno de Aragón.

En esta semana los datos disponibles indican que la ocupación en el autobús se sitúa un 36,1% por debajo de sus cifras normales, mientras que el tranvía está en un rango similar, también un 36,1% menos de viajeros que en la primera semana de agosto de 2019.

A pesar de todo, y para primar los criterios de seguridad para los viajeros, durante el mes de agosto se mantiene la oferta de frecuencias existente durante el mes de julio, a pesar del previsible descenso en el número de viajeros como consecuencia del período estival, sumado a las propias circunstancias de la pandemia.

Para leer más